jueves, 27 de mayo de 2010

Menos mal que falta poco. Las Ventas 26 de mayo de 2010

Llegaban los samueles precedidos de temporadas de insufrible flojedad, y el vareado primero (que de Gamero Cívico tenía lo que yo de flamenco) me hizo temer lo peor: inválido, lo que no impidió que los tres diestros pareasen esta ruina. El segundo, ya sí, badanudo, fue un toro descompuesto y rajado, con el que los tres toreros, dieron un mitin con las banderillas, incapaces de fijar al toro, teniendo que ser Julio Campano quien sudase en la brega con susto incluido al caer de espaldas ¡e intentar levantarse cuando el toro le buscaba! El que se cerrase en tablas no justifica los sablazos que le pegó Encabo. En el tercero, escaso de culata, volvieron los espadas a banderillear y de nuevo necesitaron el auxilio de un subalterno, en esta ocasión Iván Romero (y su tieso capote); no se empleó en la muleta pero era pronto y revoltosillo, e Iván García no hizo cosa distinta a quitarle unas invisibles moscas. Bien armado era el cuarto, al que Padilla recibió con tres largas cambiadas de rodillas y unos horribles lances de paso atrás; cumplió Trompetaco en el caballo, fijo y empujando, con una primera vara muy larga y una segunda breve tras ponerlo Padilla muy bien en suerte; quite muy malo de Encabo y pésimo tercio de palos de Padilla, que intentó compensar con una cuarto par al violín después de haber sonado los clarines; brindó al público llevándose la montera al regazo y empezó la faena por alto obligando al toro innecesariamente, fue incapaz de llevar por abajo al toro, que era pronto, dio demasiados trapazos y toreó muy aliviado, sólo al final descubrió la extraordinaria calidad del toro (sobre todo por el izquierdo), que hizo un amago de rajarse; la estocada fue rinconera y la oreja regalada a un torero que dejó irse un toro sin torear. El quinto era espectacular de cabeza, veleto, afilado y cuajado; manseó en el caballo, anduvo descompuesto y sin fijeza en palos, donde naufragó Porritas, y quedó crudo y rebrincado en la muleta, sin que Encabo le recetara el jarabe de obligados que necesitaba el animal; pinchó repetidamente huyendo del fielato. El sexto salió soso y parado, se repuchó en el peto, le banderilleó mal Iván Romero, siendo necesario un cuarto par bueno de Sierra; llegó guardándose cosas a la muleta e Iván García le robó dos buenas series por el izquierdo, pero después se equivocó al dar distancias a este toro al que había que llevar muy tapado; terminó con una meritoria de naturales cuando el toro ya se entregó algo más; acabó De Velilla (vaya nombrecito) aconchado en tablas después de la estocada.

A estas alturas ya empieza a resultar complicado aguantar una corrida de estas características. ¡Menos mal que falta poco!


Cuadro de puntuación de la corrida de Samuel Flores del 26/05/2010 en Las Ventas






(Cada aspecto está puntuado de 0 a 5, y la nota media es ponderada, al no tener todos los aspectos el mismo peso en la puntuación)


Nota: Publicado originalmente en el blog estrapicurciela

No hay comentarios:

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...