viernes, 30 de septiembre de 2011

Cartel indigno de una feria de abono. Las Ventas 29 de septiembre de 2011

Desde aquella tarde del dos de junio no tuve noticias de don Venteño hasta semanas después. Dentro de lo que cabe, noticias buenas, que siempre son las más lentas en arribar. El infarto había sido grave y dejaría secuelas, pero no era de puntilla. Ha entretenido al verano lamiéndose las heridas y me lo encontré radiante al volver de nuevo al Rincón de César.

Me abrazó con fuerza y sinceridad. Se separó y con sus manos en mis hombros, mirándome a los ojos, bromeó: 
-Buenas, cadahalseño, casi me entierra usted.

-Se hace lo que se puede, don Venteño, pero se ve que no se puede lo suficiente.

Soltó una carcajada y me invitó a sentarme en una de las mesas del fondo. Antes saludé a Remi: -Te hacía en C'an Pastilla.

-Pues de milagro, porque el negocio va como la fiesta: de culo y cuesta abajo. ¿Lo de siempre para ti?

-Sí, y para don Venteño una de Solán de Cabras, que para la Mahou 5 estrellas se ha cortado la coleta.

_MG_6234

Antes de que pudiera tomar asiento, ya soltó la munición:
-Amigo cadahalseño, esto está jodido. Digo los toros. El otro día quieren cerrar por todo lo alto la Monumental de Barcelona y en vez de escoger un corridón de toros, dan el carpetazo con una novillada disfrazada de corrida, y a precio de oro, que hay que rebañar lo que se pueda. Y hoy, en la Feria de Otoño de la-primera-plaza-del-mundo meten a dos novilleros veteranos, de los que el primero no toreó en la temporada pasada y y el segundo lo hizo en 6 ocasiones, tras no haber hecho un mal paseíllo en 2008 y 2009. ¡Como para hacer afición!

-Los taurinos no tienen arreglo. Ya se han medio cargado esto y hasta que no lo rematen, no paran.

Pero si ya no vienen ni los que tienen pagada la entrada! Hoy se veía mucho cemento en zonas completamente abonadas, que se supone que son de aficionados.

Advertí que la vena del cuello esaba empezando a hinchársele y decidí ir al grano: -Los novillos de Gabriel Rojas, en general han dado posibilidades, manseando en el caballo, eso sí, pero casi todos embistieron...

Me cortó en seco.
-No me joda, cadahalseño, que le veo venir con esa infausta expresión de que "se dejaron". Eso es lo último que tiene que hacer un toro de lidia: "dejarse". Menos mal que ha salido un novillo, feo de hechuras, que no se ha dejado nada, el tercero. Bueno, lo que ha dejado es en pelota picada al segoviano.

-Se equivocó Víctor Barrio, creyendo que el primer puyazo, el volatín y el simulacro de segundo eran suficientes, y que el "Bachiller" era tan tonta del bote como los dos primeros, y no tuvo mejor ocurrencia que iniciar la faena con un pase cambiado y otro con cambio de mano por la espalda. Ahí, el novillo, que se ve que había aprovechado el "bachillerato", se hizo el amo y le llevó por la calle de la amargura, venciéndose por el derecho y entrando cruzado y derrotando por el izquierdo. En lo único que anduvo listo el novillero fue en liquidarlo con la efectividad de una estocada baja.

-Y tampoco ha estado lucido con el capote en ese novillo, ni en los quites al segundo, con esas gaoneras excesivamente altas, y al quinto. En su haber, como en el de los compañeros de terna, que no han perdonado quite.

-Claro que para compensar le ha tocado en suerte un bombón, el colorao sexto, que ha roto en auténtico núñez en la muleta. ¡Qué clase embistiendo por el pitón derecho! No tardó en venirse abajo, aunque después hiciera muerte de bravo en los medios. Al menos Barrio aprovechó dos tandas, toreando muy despacio en redondo. Y también en el saludo capoteril, aunque con mal remate. Y para terminar con lo bueno del segoviano, ha demostrado ganas iniciando la faena de rodillas en los medios y yéndose tan por derecho tras el acero que topó con el pitón de "Silbato".

Me miró con cara patriarcal.
-Y a qué viene cortar esas buenas series con otra iniciada con un molinete y un pase de pecho, para embarullarse. Eso para el final, y no esas manoletinas de rodillas. En fin, si tampoco la tarde ha dado como para hablar mucho de ella. Bueno, sí, que no tengo arreglo, soy un sentimental y se me ha hecho un nudo en la garganta viendo a Francisco Montiel retirarse completamente roto al burladero tras oír los tres avisos en el cuarto, después de haberse jugado todo a la incierta carta de la portagayola. Claro que ya había oído dos en el primero, y gracias a que terminó echándose el animal de pura falta de casta.

-No tiene él la culpa, sino los que le han anunciado hoy. Y a Alberto Durán le ha faltado el canto de un duro para que le echaran el segundo al corral, porque no veía cómo descabellarlo. Y en el quinto, que se había quedado como marmolillo no se le ocurre más que intentar matarlo al encuentro.

Bebió un sorbo de agua, y se incorporó.
-No es cuestión de hablar más de esto, que la hora apremia y tengo visita en casa. Mientras salimos dígame algo de las cuadrillas, que usted pone atención a eso.

-Me quedaré con lo bueno: Juan Soriano, pareando al primero; Miguel Martín en un par al tercero y bregando al sexto; Raúl Mateo, muy expuesto banderilleando al sexto; Salvador Lobato muy atento a los quites de sus compañeros, y Francisco Tapia picando al tercero. Y el apunte: Antonio Cama fue al hule, y alguno más pudo acompañarle, porque los cuatro últimos toros se movieron en los primeros tercios.

-Remi, ahí te dejo la pasta y no te molestes en darme la vuelta, que este verano he ahorrado mucho y me sale el dinero por las orejas. Hasta estoy pensando en quedarme con Las Ventas el año que viene...

Cuadro de puntuación de la novillada de Gabriel Rojas en Las Ventas el 29/09/2011


miércoles, 21 de septiembre de 2011

Premios de la feria de Cadalso de los Vidrios

El Jurado de la IX edición de los premios de la Feria Taurina del Cristo del Humilladero, celebrada entre los días del 14 al 17 de septiembre de 2011, ha otorgado los siguientes premios:

> Premio “Racimo de Oro” al Mejor Novillero: ALBERTO LÓPEZ SIMÓN, por su actuación ante los novillos de FUENTE YMBRO, en la que obtuvo cuatro orejas y un rabo.

Alberto López Simón,
 momentos antes de comenzar la novillada

> Premio a la Mejor Estocada: VÍCTOR BARRIO, por la estocada recetada a “Vistoso”, de la ganadería de FUENTE YMBRO, corrido en segundo lugar en la tarde del 16 de septiembre de 2011, tercera de feria.

Víctor Barrio, en la puerta de cuadrillas

> Premio al Mejor Novillo:VISTOSO”, de la ganadería de FUENTE YMBRO, lidiado en segundo lugar en la novillada de 16 de septiembre de 2011, tercera de feria, premiado con la vuelta al ruedo y que correspondió a VÍCTOR BARRIO.

"Vistoso", antes de entrar al caballo

Además, por su extraordinaria actuación en la feria, el Jurado ha propuesto la concesión de dos accésits a:

> FRANCISCO TAPIA, picador de la cuadrilla de VÍCTOR BARRIO, por la vara puesta al mencionado “Vistoso”.

Francisco Tapia,
preparándose para hacer el paseíllo

> DAVID PEINADO “CHETU, tercero de la cuadrilla de ALBERTO LÓPEZ SIMÓN, por el segundo par de banderillas clavado a “Observador”, tercer novillo de la citada tarde del 16.

"Chetu", haciendo el paseíllo

sábado, 10 de septiembre de 2011

Amabilidad taurina. Villa del Prado 9 septiembre 2011

La plaza de toros Los Álamos de Villa del Prado es cómoda y amable. Cómoda, por confortable para los espectadores; y amable, por benévola con los toreros. Conviene advertir a los no avisados que en tardes calurosas -que suelen ser todas en estos primeros días de septiembre- hay que llegar con mucha antelación si uno no quiere vérselas con un sol justiciero. En esta zona no son precisamente baratos los precios, y la novillada picada salía a 18 euros del ala.



Al entrar en la plaza se observa muy cuidado el albero y se reparte un lujoso programa de mano. Pero falla lo fundamental: el programa no informa de las modificaciones del cartel, ni da detalles de las cuadrillas ni de los novillos. Si a ello añadimos que en tardes como la de hoy se ha sustituido a uno de los novilleros anunciados y dos de los novillos no pertenecen a la ganadería titular, el defecto se hace más ostensible. Para remate, el pequeño cartel que en taquillas informa de la sustitución de Daniel Morales tiene una errata en el nombre del sustituto, Iván Abasolo, y calla sobre el cambio de dos novillos, y además no hay tablilla anunciadora de los datos básicos de cada novillo. Son pequeños detalles que poco cuesta vigilar.

El pañuelo blanco se convirtió en el protagonista de la tarde

La novillada era la primera de las Fiestas de Nuestra Señora de la Poveda, que se había reservado para la ganadería local de Blanca Hervás, de encaste Núñez, vía Apolinar Soriano. Cartel que al final se remendó con dos novillos (primero y quinto) de una ganadería de la Unión, no identificada inicialmente (y que resultó ser la de Valdemoro). La presentación, excesivamente desigual con utreros de aceptable presentación, como primero, segundo y cuarto, y otros con falta de trapío, como un tercero cornicorto y apretado de cuerna, y un quinto que cualquiera habría confundido con eral de cebadero.


De los diestros que encabezaban el paseíllo repetía Raúl Rivera, triunfador de la Feria 2010, y lo hacían desmonterados el más antiguo y el más moderno: Iván Abasolo y Luis Gerpe, respectivamente. Los tendidos estaban cubiertos en su mitad (unos 1.800 espectadores) y la tarde fue calurosa, soleada y calmada.

Al navarro Abasolo, la taleguilla, azul celeste, le cae grande. Téngalo en cuenta su apoderado, Raúl Montero. Y en mala suerte le cayó un primero, burraco y de preciosa lámina de Valdemoro, que salió distraído, no apretó en varas, se astilló los pitones, flojeó y se rajó descaradamente a las primeras de cambio. No quedó otra que trastearlo en la puerta de toriles, a los tardíos sones del Gato Montés, y liquidarlo de media tendida. Y en desgracia (para el ganadero) le cayó un cuarto de la ganadería titular, muy en el tipo del encaste, al que castigaron excesivamente en sus dos entradas a los caballos, y que metió la cara bien en la franela, a pesar de la mala brega y el horrible segundo tercio, con pares desigualados, a la media vuelta o al relance. Pero la faena, con Nerva de fondo, fue dentro de las rayas, ahogando al novillo y muy movida. Lo que hubiera dado de sí en otras manos nunca lo sabremos. Miguel Álvarez, el Cadalseño, su mozo de espadas, le entregó la espada de verdad para que Abasolo la dejase atravesada en lo alto del mocito.



A Rivera, de azul marino y oro, no le humillaron sus novillos. Ni el segundo, de Hervás, playero, aleonado y altote, ni el feísimo y pastueño quinto, de Valdemoro. Banderilleó a ambos, cosa que bien pudo haberse ahorrado. Al segundo, que salió distraído, le sacudió el de puerta en la suerte de la carioca, mientras cabeceaba, y nada pudo hacerle en la faena de muleta, pues solo buscaba la huída, aunque la chalequera que le infligió el de Yeles no tiene perdón. El quinto carecía de codicia, también cabeceó en el peto y dejó estar, sin emoción alguna, a un Rivera que acabó agarrando el pitón y con pases circense. La estocada, entrando por derecho, le quedó tendida. Con todo y esto, le regalaron sendas orejas. ¡Válgame Dios!



A Luis Gerpe, de rosa y oro con cabos negros, hay que seguir viéndole. ¡Qué feo era el tercero de la tarde! Cornicorto, abrochado, degollado y agalgado. Llegó suelto y al relance al caballo, sin emplearse y sin codicia en el quite artístico. Aseada fue la faena, con más toreo de adornos que fundamental, rematada con manoletinas y abaniqueo florido. El estoque cayó bajo y resultó desarmado, siendo necesario un golpe de cruceta. Lo mejor de la tarde fueron las verónicas de saludo al gachete sexto, rematadas con una media un tanto amanerada. Empujó el toro en el caballo de puerta, y el de brega cumplió. Quedó el utrero sin recorrido por su escasa fuerza y en uno de sus tambaleos derribó al de Seseña que se levantó conmocionado y cojo. Volvió al recurso de las manoletinas para concluir el trasteo y esta vez la espada quedó delantera y tendida, topando. En total se llevó cuatro generosísimos apéndices en el esportón y no se gastó un euro en banderillas, lo que le pudo costar un percance en la faena al tercero. Y para colofón, Gerpe sacó a dar la vuelta al mayoral y al ganadero, que para eso estaban en su pueblo.



Una curiosidad: los varilargueros de Gerpe no saludaron a la Presidencia al despedirse del sexto y me pareció que por ello quisieron tomarles nota, y, sin embargo, no pareció tomarse medida alguna con las cuadrillas de Abasolo y Rivera, echando al público encima de la usía para que concediese orejas. Y una consideración: el Reglamento taurino establece que en el segundo tercio los banderilleros actuarán por turnos; es decir, para mantener la paridad entre los tres banderilleros de la cuadrilla, ha de realizarse un mínimo de tres entradas en cada novillo, sin que sea suficienre que se claven cuatros palos en las dos primeras entradas para cambiar el tercio, como ocurrió en primero, tercero y sexto de la tarde.
A las 20.16 terminaba el festejo y salíamos de la plaza Mila, Marta, Julián, Ignacio, Alexis, Anto, Gero y un servidor algo cariacontecidos y resignados. ¡Otra vez será!

Cuadro de puntuación de la novillada de Blanca Hervás en Villa del Prado el 9/09/2011

jueves, 8 de septiembre de 2011

Un cartel taurino a destacar: Villa del Prado 2011

Asistimos a la decadencia, próxima al ocaso, de la suerte de varas, que no es hoy sino un mero simulacro en la mayor parte de nuestros cosos. Si a eso añadimos que la pelea en varas no es el comportamiento que más se valora en las tientas y que en las crónicas taurinas ni siquiera suele mencionarse nada al respecto, no puede ser más sombrío el panorama para los que consideramos esta suerte como fundamental para valorar la bravura de los toros de lidia.

Y precisamente por ser este el estado actual de la suerte de picar, sorprende gratamente encontrarse con un cartel de toros que recoge un puyazo como elemento central de su composición.

Por ello, desde aquí quiero felicitar al Ayuntamiento de Villa del Prado (Madrid), organizador de la feria taurina 2011, por el acierto en el diseño de su cartel anunciador. Eso sí, sobra gente en el callejón apoyada en la barrera.

Por cierto, que intentaré ir el viernes 9, si mi rodilla lo permite, porque tengo interés en ver de nuevo a Luis Gerpe.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Pregón taurino de Boadella en Albacete

Albert Boadella es un personaje que suscita interés más allá de sus creaciones teatrales. No es fácil hoy ser antinacionalista en Cataluña ni defender públicamente la Tauromaquia frente a la seudoprogresía española.


Él, por su antinacionalismo catalanista, ha sido literalmente "expulsado" de Cataluña por no ser "buen catalán". Y encima es aficionado a los toros. Imperdonable. No entiendo una palabra de "catalanidad" y por eso no puedo opinar sobre la bondad o malicia de Boadella. Pero sí puedo decir que reflexiona de forma lógica sobre los toros, y esta cualidad no crean que es fácil de encontrar. Y menos aún es encontrar a gente con personalidad que nade contra corriente por propia convicción.

En su pregón taurino de las fiestas de Albacete de 2011, Boadella enumera y desarrolla su decálogo de razones por las que le gustan los toros: 
  1. Exaltan la individualidad.
  2. Los toros representan la más completa metáfora de la vida. Lo que acontece sobre la arena son los hechos esenciales que mueven nuestra existencia.
  3. No se trata simplemente de un espectáculo (...) El toreo es rito antes que espectáculo.
  4. Los toros son pura poesía.
  5. La condición efímera de una lidia.
  6. La tauromaquia se mantiene despegada de la moda.
  7. Prima el mérito.
  8. El ritual taurino venera la naturaleza.
  9. Implanta una forma de pueblo soberano.
  10. Tenemos los anti taurinos.
Yo les he enumerado las razones, pero lo interesante y recomendable es la lectura del pregón completo en su blog de Els Joglars, que se inicia con una frase que tiene mucha enjundia:

"Estaremos todos de acuerdo que torear es engañar al toro pero sin mentir. Con la verdad oculta tras la muleta."

Una corrida sin casta echa el cierre a la temporada. Las Ventas, 12 de octubre 2017

Las cinco de la tarde es la hora trágica y poética de los toros desde que Federico García Lorca lloró la muerte de su gran amigo Ignacio Sá...