jueves, 25 de mayo de 2017

Rebajas de primavera. Las Ventas, 25 de mayo de 2017

Tres orejas, una puerta grande y cuatro ovaciones con saludo a los toreros pueden crear la ilusión de una tarde cuasi redonda. Es posible, quizás, acaso, probablemente, que lo haya sido para la mayoría de los espectadores. Pero a lo mejor sólo ha sido una manifestación triunfalista de público y palco, de la que sólo se recordará una faena de muleta de un confirmante al toro que cerraba plaza. Sólo eso de una tarde "triunfal".

Puede ser una anécdota, pero es la imagen de una plaza que hoy ha sido de pueblo

Decidí abandonar la plaza para soslayar el tapón de salida, mientras los espectadores se rompían las manos aplaudiendo la vuelta de Ginés Marín con las dos orejas en la mano. Cuando llegué al Rincón de César, comprobé que don Venteño se me había adelantado. Al verme dio dos palmadas para llamar la atención de Remi.
-Pensé que hoy también llegaría yo primero porque usted se quedaría viendo la salida a hombros de Ginés Marín.
Se giró hacía mí arqueando la espalda y llevando una mano a su cadera.
-Amigo Cadahalseño hoy me dolía todo el cuerpo y me estaba quedando deshidratado, así que no he visto ni la entrega de las orejas. He salido corriendo y aquí me tiene hoy con una jarra fría de cerveza, y que sea lo que Dios quiera.
Sacó su entrada del bolsillo de la chaqueta y me la enseñó.
-¿Qué pone ahí?
Me desconcertó la pregunta. No adivinaba sus intenciones. Me hice el sueco.
- 1917 -2017 centenario nacimiento Manolete.
Movió el dedo y lo puso sobre la fecha.
-Ahí no, aquí.
-Plaza de Toros LAS VENTAS DE MADRID.
Volvió a guardarse la entrada.
- Pues ya lo ve, con esto hoy me he metido sin querer en la Plaza de Toros de Toledo.
No suele tirar de ironía, quizás la deshidratación había suavizado su carácter. Seguí su juego.
-Mucha gente para Toledo, ¿no le parece?
Sonrió y se echó un trago de la jarra.
- En eso le doy la razón, tantos palmeros no caben allí. Por eso habrán decidido organizar esta corrida en Las Ventas, que entran todos. Oiga, ver levantarse a media plaza cuando El Juli ha hecho la monería de aguantar desde el lateral, bien pasada la cabeza, a un toro de arar, tonto y descastado, como el cuarto, es para ir revisando eso de la-primera-plaza-del-mundo. Ver asomar el pañuelo orejero por una faena de muleta a un toro flojito, de miniseries y toreo forzado con proyección tangencial, julipié caído y nada de capote, es para retirar la leyenda de la-primera-plaza-del-mundo. Y, para remate, ver abrir la puerta grande por una faena artística, más estética que profunda, sin quite de capote y con una estocada rinconera como colofón, es para retirar del Reglamento todos esos requisitos de la segunda oreja. ¿Tiene por ahí el maldito Reglamento para saber qué articulo hay que derogar?
-Un momento.
Saqué el móvil y lo busqué.
-Es el 82.
-Lealo, por curiosidad.
-La segunda oreja de una misma res sera de la exclusiva competencia del Presidente, que tendrá en cuenta la petición del público, las condiciones de la res, la buena dirección de la lidia en todos sus tercios, la faena realizada tanto con el capote como con la muleta y, fundamentalmente, la estocada.
Me agarró la muñeca.
-Repítame: faena de capote y FUN-DA-MEN-TAL-MENTE la estocada. ¿Es eso lo que pone?
Asentí. Me soltó y se echó para atrás en el respaldo.
-Pues, ea, a derogar el artículo 82 por falta de uso.
Le puse el pico de la muleta.
-¿No decía usted que eso de las orejas da igual, que son despojos?
La poca ironía que le iba quedando se esfumó.
-¡Coño! Si mañana van a salir las fotos de Ginés Marín por la puerta grande eso tiene su importancia. Y no se puede poner tan barata esta plaza. Que ha sabido aprovechar con clase y temple las entregadas embestidas del sexto, toro repetidor y con ese tranco más de los núñez, desde luego. Que se ha quedado en el sitio y que ha habido pasajes importantes, por supuesto. Pero que eso, sólo eso, sirva para descerrojar la puerta grande es de plaza de provincia. El jerezano es un torero prometedor que tiene clase y, de momento, no es ventajista. Lo ha demostrado toda la tarde y, especialmente, en el sexto. Que siga por ahí y no se acomode con regalos como el de hoy.
Pensé que era mejor aligerar.
-La lotería también le ha tocado a El Juli.
Torció más el gesto, se incorporó y apoyó  los antebrazos en la mesa.
-Ya le he dicho al principio lo que ha hecho El Juli. Evidentemente, el madrileño sabe torear y verle en el segundo después de Álvaro Lorenzo lo agiganta. Al toledano le faltan demasiadas cosas y le sobran posturas forzadas, clá en los tendidos y padrinos en los despachos. Pero esto último, aunque ayuda mucho, no es suficiente. Los saludos en sus dos toros son cosa de chiste.
-Sus "padrinos" han traído también los toros, que han sido sólo de último tercio.
Cogió su sombrero y se levantó.
-Y terciados algunos. Pero sobre todo flojos, mansos y descastados, parados algunos como toros de Guisando cuando se les acercaban los banderilleros. Mala corrida de Alcurrucén, salvada por un torito comercial que, para suerte de los ganaderos, le tocó a El Juli, y la campana del último de Ginés Marín, un toro que descabalgó casi sin querer a su padre (el de Ginés, no el del toro), que se fue a tablas en el quite de El Juli, que estuvo parado en banderillas, que colaboró con alegría en la muleta, sin que le obligase nunca, y con amagos de rajarse. Así que apunte, ni uno bravo.
Se acercó a la barra, dejó un billete de 5 euros y, alzando la voz para que el gentío le oyese, dijo a Remi:
-Hoy no hay propina que es día de rebajas.
Cuadro de puntuación de la corrida de toros de Alcurrucén


LA  TARDE  TRAS EL  VISOR


Casi lleno en tarde de calor


En el 7 continuaban las pancartas imperativas..


..y se hacía ensayo general con la Puerta Grande


El simulacro del segundo puyazo ha sido la tónica de la tarde...


...que ha sido de lo más ceremoniosa. El testigo de la confirmación no es matador de toros


El estilo de Álvaro Lorenzo, muy a la moda


Cadalseño (y sobrino) por Las Ventas


El segundo fue del primer puyazo del de puerta, al segundo del de tanda, sin oler un capote

Revolera de remate del quite de Ginés Marín a 'Castañuela'


Trinchera con poco ajuste de El Juli


Salida habitual de un julipié, con estocada caída en este caso


El toro de confirmación de Ginés Marín


Álvaro Lorenzo hizo un quite que no le correspondía


Inicios de la faena de muleta de Ginés Marín a 'Favorito'


Así colocó El Juli al cuarto para la segunda vara


Los problemas de José Mª Soler para clavar al parado 'Cornetillo'


El toro pide perdón


Chicuelina del quite de Ginés Marín al quinto


'Peleón' da pena y Álvaro Lorenzo no sabe si seguir en esa postura o levantarse


Tensa espera a ver si suena la flauta en el sexto


Al padre de Ginés se la fue la mano y al caballo las patas


Así metía la cara 'Barberillo'


Estocada rinconera

miércoles, 24 de mayo de 2017

¡Ya está bien! Las Ventas, 24 de mayo de 2017

Los días de cortesía para Simón Casas Productions han terminado. La paciencia de la afición madrileña comienza a agotarse porque el elemento fundamental, el toro, no aparece. Lo que nos ha servido la nueva empresa es un surtido de corridas desigualmente presentadas, toros fuera del tipo del encaste, ganaderías podridas, toros sin fuerza ni casta, algo que alcanzó su sima con la corrida de ayer de Valdefresno. Y para colmo, nos ha servido malas formas, chulería y amenazas al discrepante por parte de destacados representantes, como Nacho Lloret y Curro Vázquez contra Juan Miguel Núñez, denunciada por portales y blogs independientes y silenciada por la prensa vendida al taurinismo. A Simón Casas se le ha acabado el crédito que se le dio en su comparecencia en Casa Patas este invierno, donde un compatriota suyo me lo definió a la perfección: encantador de serpientes

Pancartas de protesta contra la empresa en el tendido 7

No encontré a don Venteño al llegar al Rincón de César. Decidí esperarlo en su mesa habitual que siempre luce el cartel de Reservado. Sin pedirlo, Remi, siempre solícito, me acercó el tercio de Mahou, una botella de Vichy y dos tostitas de matrimonio.
-Aquí te dejo esto. El viejo me tiene dicho que espere a que él llegue para servirle el agua, así que échame un capote.
Le tranquilicé:
-No te preocupes, no es tan fiero el león como le pintan
Estirado, con parsimonia y desparramando la vista llegó don Venteño a la mesa:
-Imposible salir antes, todo el mundo ha esperado hasta el final. Está claro que venían a ver a Roca Rey. Para mí que no lo han visto.
Se sentó, dejó el sombrero en una silla y tanteó la botella de Vichy. Afortunadamente no protestó.
-Y encima este calor que me mata. Menos mal que por una vez esto ha durado dos horas justitas, y eso que hemos tenido que sufrir la pesadez de Juan Bautista. ¿Cómo se dice plomazo en francés?
Me encogí de hombros. Bebió un trago y siguió su monólogo:
-Habrá dado 150 pases de muleta que nadie recordará a dos toros insufribles, uno primero flojo y pastueño, que no embestía, sólo pasaba como con desgana, y otro inválido que don Trini nos ha endilgado. Y la verdad, este Jean Baptiste es un torero vulgar y no pasará de estar aseado, que es lo peor que puede decirse de un torero.
Vi la ocasión de llevarle un poco la contraria:
-Por lo menos ha estado voluntarioso y variado con el capote. Muchos quites, incluso replicó a Talavante en el cuarto, y...
Me cortó en seco, alzando el brazo derecho:
-¡Alto ahí! ¿Cómo se puede replicar un quite a un toro inválido que había ido al suelo de costado en el remate del quite de Talavante? Hombre que tiene dos apoderados que han sido matadores de toros y algo pueden decirle, digo yo.
Probó la tosta y dio su aprobación con un gesto. Al relance le puse en suerte a Talavante:
-No le hizo ningún favor el extremeño con ese quite a un toro tan flojo. De todas formas. hoy que ha habido tanto toreo de capote, me quedo con las chicuelinas de éste en el quite al primero, atornilladas las zapatillas al ruedo.
Mirando a otro lado, entró al trapo:
-En eso estoy de acuerdo. Lo único destacable en tanto toreo de capote de los tres. Mucho capote a la espalda, mucho farol, mucho cambio de mano de capote a la espalda y hasta tijerilla, pero torear, lo que se dice torear con el capote, nada. Pero se agradece la intención. Y con la muleta más de lo mismo, el único que ha toreado ha sido Talavante, que, además de ser el mejor de los tres, se ha llevado el lote. Pero yo del de Badajoz espero mucho más de lo que ha hecho hoy, especialmente con ese segundo, que empezó a galopar en banderillas y continuó en la muleta. No consiguió meterle en el capacho por la izquierda, su mano mágica.
-Tenga en cuenta que se sobrepuso a una colada de infarto. No era tan claro.
Volvió a mirarme, secándose el sudor con un pañuelo.
-No le niego que en otras manos lo hubiera parecido, pero él nos enseñó en dos tandas como podía cuajarlo. No lo remató y tampoco estuvo bien con el estoque. Y en el quinto, más encastado, supo someterlo, pero le faltó ese punto que diferencia a un figurón del toreo de la clase media. Le cogió porque es uno de los toreros que más cerca se pasa a los toros, otro dato a su favor. Pero Talavante puede ser más Talavante, sobre todo con más temple.
Era hora de ir concluyendo.
-El que ha pasado de puntillas es Roca Rey.
Continuaba secándose el sudor de la frente:
-Nos vamos a ir que este Remi es de la Virgen del Puño y no ha encendido el aire. ¿El peruano? yo le he visto en tierra de nadie. Ha querido intentar ser menos Roca Rey y no le ha salido, no sé si porque el tercero era un toro que ni chicha ni limonada y el sexto se ha lastimado con ese inicio de faena de muleta en que sí ha sido fiel a su estilo, ese de toreo valiente, del más difícil todavía, de infartar al personal con pases inverosímiles, que es lo que le ha llevado a ser ya figura del toreo y a llenar las plazas. No ha podido terminar.
Se levantó:
-¡Vámonos, que no aguanto más! entiéndase usted con Remi, que yo no pienso pagarle.
Traté de retenerle:
-Un momento, no me ha dicho su visión general de los toros.
Se volvió:
-Repase y resuma, es fácil: uno flojo y pastueño (el 1º), otro inválido (el 4º), otro se ha lastimado (el 6º), uno que ni chicha ni limoná (el 3º), otro de público (el 2º) y otro, por fin, encastado (el 5º). Y de presentación han dejado de desear un 2º anovillado, un 5º que era una zapatilla y un 6º galgueño. Lo que pasa que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey, y con los que llevamos hasta algunos decían que les ha parecido buena. Y el que quiera saber más de lo que ha pasado que mire las fotos y sus pies (los de las fotos, naturalmente). Agur.
Cuadro de puntuación de la corrida de toros de Núñez del Cuvillo


LA  TARDE  TRAS  EL  OBJETIVO


Lleno con calor y banderas a media asta por el terrorismo yihadista en Inglaterra


Quite de Talavante al salinero primero


'Tobillita' era dócil y sin codicia


El barroso segundo salió de naja de la primera vara


Chicuelina de Roca Rey a 'Tristón' en un quite...


...que acabó de esta guisa


En el segundo par aún Roca Rey no había llegado a su sitio.
Le pasó lo mismo en el quinto toro


Excelso pase de pecho de Talavante por el pitón bueno del toro


Derechazo con las zapatillas mirando al toro


Cadalseños por Las Ventas


Verónica de Juan Bautista en su quite al tercero


Pase de guardabarrera de Roca Rey a 'Aguador'


Bajonazo en plancha


Periodistas en la grada


Al cuarto no se le picó...

...y ni por esas aguantaba de pie


'Relatero' se desploma en el quite de Talavante...


...y en la réplica de Jean Baptiste


Así pusieron en suerte al quinto para el segundo puyazo


El capote según Roca Rey


Oportuno quite de peligro de Paco Algaba a Juan José Trujillo


Talavante cita de lejos a pies juntos


Natural apretado...


...derechazo apretado...


...y cogida


La estocada, al encuentro, quedó baja


Talavante se retira a la enfermería con la oreja de 'Nenito' en la mano


Quite de Roca Rey al sexto


Inicios de faena de muleta, justo antes de lastimarse el toro

Rebajas de primavera. Las Ventas, 25 de mayo de 2017

Tres orejas, una puerta grande y cuatro ovaciones con saludo a los toreros pueden crear la ilusión de una tarde cuasi redonda. Es posible, ...