viernes, 31 de agosto de 2012

Cadalso homenajea a Damián Gil

Damián era un gran fotógrafo y, aún, mejor persona. La próxima feria será la primera en que no podrá acompañarnos y el Ayuntamiento y la Asociación Cultural Taurina han decidido recordarlo y rendirle un merecidísimo homenaje.


Así, mañana sábado, a las 9 y media de la noche, coincidiendo con el acto de presentación de carteles de la Feria del Cristo 2012, se inaugurará la exposición dedicada a la fotografía taurina de Damián Gil, organizada por el Ayuntamiento con la inestimable colaboración de sus hijos; desgraciadamente no podrá acudir su viuda, Mari, a quien desde aquí envío mi abrazo y mis mejores deseos.

Y hasta el día 10 de septiembre podrán presentarse los carteles aspirantes al Primer Concurso de Carteles Taurinos "Damián Gil", anunciador del ciclo de coloquios "Sábados Taurinos" que organiza la Asociación Cultural Taurina Cadalso.

sábado, 25 de agosto de 2012

¡Mira al público! Collado Mediano, 25 de agosto de 2012

De importante podemos calificar la novillada de José Escolar en Collado Mediano, un pueblo de la sierra madrileña que ha decidido autogestionar con éxito sus festejos taurinos.

Fue tarde de sustos, empezando por la caída del alguacilillo al intentar un alarde con el caballo. Era el preludio de una tarde movidita y que mantuvo en todo momento el interés propio del ganado de lidia, y no del torito bobalicón predominante en nuestras dehesas.

Una belleza a punto de dispararnos dulcemente

Sergio Flores y Víctor Hugo comprueban el piso

Se despedía Sergio Flores como novillero y sorteó dos ejemplares que destacaron por su nobleza. El primero, de redondeadas defensas, empujó a media altura en el peto, y llegó muy humillado al último tercio, con mucho recorrido por el izquierdo. El mejicano anduvo por debajo de las buenas condiciones del cárdeno, sin decisión en el toque y logrando solo pases aislados que supieron a muy poco. Con la tizona se fue a los bajos, dejando una chalequera que tumbó a Dinamitero. El cuarto, de lámina santacolomeña, se desplazó de salida, pero se paró tras su encuentro con el caballo, donde empujó sin humillar, y donde sufrió excesivo castigo. Muy noble, Minutero sólo tuvo una serie de muleta, la primera, para quedar parado y sin codicia. Lo despachó de media delantera y eficaz.

Dinamitero

Minutero

Emilio Huertas hacía su primer paseíllo con Julio Aparicio como apoderado. Lanceó con decisión y temple al segundo de la tarde, con mucho picante de salida. Metió con fijeza y sin poder la cabeza en el peto, con medida en el castigo. Sobraron capotazos. El manchego planteó una faena exclusivamente por el engatillado y buen pitón izquierdo, tras sufrir una colada por el derecho a la primera de cambio. Caralegre no terminó de romper. Tras pinchar, cobró una estocada contraria, atracándose de toro. De nuevo se lució en el saludo al quinto, que en varas empujó pero cabeceando. Planteó problemas en la brega a Ángel Otero, pero permitió que José Otero saludase tras dos buenos pares. Al poco del brindis a Moncholi, Cariñoso  empitonó en el glúteo al manchego y le hizo rodar con varias "caricias" que le dejaron conmocionado. No consistió en retirarse y terminó la faena como pudo y con mucha suerte porque, aconsejado por su apoderado (!), se tiró a matar con el animal completamente descuadrado y en la suerte natural, cuando el utrero había demostrado sus querencias a los adentros. Dejó con habilidad una honda que hizo rodar al animal.

Caralegre

Cariñoso

¡Va por usted!

Debutaba Mario Alcalde en la localidad y lo hizo lanceando bien al tercero de la tarde, que se revolvió con fiereza y remató en tablas. Empujo de bravo en el peto y le dieron de lo lindo tapándole la salida. Fácil estuvo el Jaro en el primer par. Quizás se equivocó el novillero al iniciar su faena citando desde los medios, cuando la fiereza del novillo aconsejaba más templanza y tanteo. Afortunadamente, Calerito, además de encastado era noble, pero necesitaba dominio y ello llevó a demasiados tropiezos y enganchones de muleta. Adoleció Alcalde de envaramiento y de llevar los pases hechos, y elló le costó algún susto. La estocada resultó lógicamente tendida, pues entró recto con el estoque en horizontal, y el puntillero no anduvo fino. Se le fue un gran novillo. El sexto, asaltillado y astillado de pitones, salió con genio y sin humillar. Le infligieron un puyazo delantero y caido y empujó al jaco hasta sacarlo casi a los medios. Y aquí llega la explicación del titular, que tiene que ver con esos consejeros que dirigen la carrera de los novilleros, no siempre con acierto. Había brindado Mario Alcalde el sexto novillo al Jaro (padre) y estaba consiguiendo ligar series templadas, como siempre arqueado hacia atrás y con rigidez de brazos, y su consejero de camisa blanca (o sea, su apoderado Javier González, ex-apoderado, a se vez, de Julio Aparicio, apoderado de Emilio Huertas), en cada final de tanda, gritaba: ¡Mira al público, mira al público! Ya había tenido un achuchón del buen Chulón, cuando el novillero decidió seguir los consejos del callejón al finalizar una tanda en los medios, y miró al público. Resultado: se arrancó el albaserrada y le pegó un buen revolcón del que se levantó a duras penas. Pasó las de Caín con el estoque de cruceta y no oyó el tercer aviso que se había ganado a pulso.

Calerito

Chulón

La incidencia más relevante la protagonizó Julio Aparicio por ciertos gestos al presidente que no premió con la segunda oreja la faena al quinto. Le tomaron nota los de la Benemérita.

Lamentablemente no pudimos comprobar la bravura de ningún novillo en el segundo encuentro, porque los seis tercios de varas se saldaron con sendos monopuyazos, y eso impide que ninguno pueda ser aprobado en su pelea en el caballo y ser calificado su comportamiento como bravo. Tampoco se entiende que el tercio de banderillas se salde únicamente con dos entradas por el hecho de que quedasen prendidos los cuatro palos reglamentarios. Y dos peticiones. La primera, a los organizadores: es sencillo y económico facilitar a los espectadores un hoja con los datos de las cuadrillas. La segunda, a la banda de música: una cosa es innovar y otra tocar "Supermán" y el "Tractor amarillo" durante la vuelta al ruedo de los novilleros.

La banda de música

Por lo demás, una aceptable concurrencia de más de media entrada y el billete general a unos razonables 15 euros.

Aficionados cadalseños retratándose en taquilla

Cuadro de puntuación de la novillada de José Escolar


(Cada aspecto está puntuado de 0 a 5, y la nota media es ponderada,
 al no tener todos los aspectos el mismo peso en la puntuación)


ENLACES:
- Otros puntos de vista en
Reflexionando a la verónica
Los que se afeitan antes de ducharse
Toros desde la Barrera
Casta y Bravura
Cárdenos y Jaboneros
> Cárdenos y Jaboneros (vídeo)

- Amplío reportaje fotográfico en el blog de Ana García (nuestra vecina de localidad):
La terna
Coraje y pundonor de Emilio Huertas y Mario Alcalde
Detalle

y en Fotografia Taurina

- Fotos y explicación sobre la autogestión de Collado Mediano, en De catafalco y oro

domingo, 19 de agosto de 2012

Faenón de muleta mal rematado. Las Ventas, 19 de agosto de 2012

Esa manida frase de "una cosa es torear y otra es dar pases" me viene al pelo para hablar de la tarde del domingo en Las Ventas.

Adelanté el regreso a Madrid porque ya tenía "mono" de Las Ventas. No puede decirse que el cartel fuera  precisamente atractivo, pues se anunciaba de nuevo el ganado de José Luis Pereda, y los diestros sumaban 19 corridas en 2011, si bien 12 eran del director de lidia, el madrileño Sergio Aguilar. Por otro lado, el calor sofocante del ferragosto madrileño invitaba más a la búsqueda de un iglú que exponerse al asfixiante fuego que irradia el cemento venteño; cemento que, como en tantas ocasiones, presidió el festejo, pues allí no juntábamos más de dos mil almas, a ojo de buen cubero. Figúrense si habría poca gente que hasta pude conseguir un programa de mano (y los habituales saben qué quiero decir).


Y a fe que acerté yendo a la calle de Alcalá porque allí pude reencontrarme con el toreo. Uno ya está asqueado de este concepto moderno de tauromaquia (la torerimaquia a la que me refiero tantas veces) de mil pases al burritoro, que han impuesto los taurinos y sus corifeos de engrasada pluma. Pero muy de vez en cuando uno tiene la suerte de estar presente cuando el toreo se desparrama por el ruedo. Y eso sucedió en el último tercio del cuarto de la tarde.


"Lagrimita", que así se llamaba el cinqueño, no llevaba dentro esa perla que hoy buscan los taurinos: la toreabilidad. Muy al contrario, fue un toro complicado, sin emplearse de salida, si bien empujó en el peto. No dio facilidades en el segundo tercio, lo que hace mayor el mérito de los buenos pares de Víctor Hugo y Víctor Cañas y, sobre todo, la brega de Pablo Pirri, a pesar de lo que le incordió Gabriel Picazo. Quedó el animal algo incierto, tardo y sin romper en la muleta. Si a alguien le pareció que embestía fue porque así lo hizo parecer la excepcional labor de Sergio Aguilar, serio, sin gestos, toreando en corto, pues así lo requería el animal, sometiendo al burel con pases de mano baja, de temple y mando, enhebrando con ambas manos una faena plena de pureza y ritmo, rematando los pases hacia dentro, y logrando momentos de gran belleza. Gustó un cambio de mano seguido de un natural largo, llevando muy embebido al bicho. Terminó con apretadas manoletinas antes de pinchar por partida doble en la suerte contraria, quizás por alguna duda. Fue una faena para el recuerdo, que merecía ese premio de la vuelta al ruedo que hoy anda en desuso. Todo quedó en un gran ovación con saludo casi en los medios. Con el manso segundo, sin embargo, no había estado afortunado. 

Sergio Aguilar citando en corto al cuarto

Por lo demás, hay que destacar al tercer toro, con el hierro hermano de La Dehesilla, de nombre "Buenasnoches", bonito de capa y hechuras, que metió la cara de salida, manseó en el peto, acometió y persiguió en palos y fue boyante en la muleta. Lo desaprovechó Gabriel Picazo, toreando al hilo, con pases centrífugos y algo embarullado. Por cierto, que no tiene el de San Sebastían de los Reyes precisamente amigos en los tendidos, pues le afearon estentóreamente la colocación como si de figura se tratare. La estocada con que pasaportó al negro salpicado fue lo único a anotar en su haber.

"Buenasnoches" visto desde la grada del 8

Y en el sexto, si se había dejado escapar el bombón, pues qué se podía esperar de Picazo.

Gabriel Picazo saludando al sexto

Confirmó alternativa Octavio Chacón con un primero aborregado, y un toreo estilista, despegado, matando sin marcar los tiempos. El quinto empujó con ganas en varas, tuvo a su merced dos veces a Vicente Ruiz con los palos, y resultó muy complicado en la muleta, defendiéndose y derrotando sin pasar, con el que Chacón estuvo valiente, sin perderle la cara, pero sin recetarle los pases de castigo que demandaba tan mala condición.

Octavio Chacón lanceando al quinto

Con la vara larga destacó Juan Gil en el quinto, y Sebastián Pereira resultó cogido al confiarse en el tercio de banderillas del sexto y resbalar después en el estribo.

Y a los acordes de "Marcial" desfilamos pasadas las 9 de la tarde-noche madrileña.



Cuadro de puntuación de la corrida de José Luis Pereda- La Dehesilla

(Cada aspecto está puntuado de 0 a 5, y la nota media es ponderada,
 al no tener todos los aspectos el mismo peso en la puntuación)

Soledades de un domingo de agosto en Las Ventas










martes, 14 de agosto de 2012

De empresarios, la puntilla y un jamón. Cenicientos, 14 de agosto de 2012

Transitamos por momentos difíciles y los toros no son una excepción. Y tratamos de explicar el problema acusando de nuestros infortunios a los antitaurinos y a los partidos nacionalistas. E intentamos resolverlo con plataformas, iniciativas legislativas populares, traspasos de competencias, petición de ayudas y demás zarandajas de las que siempre alguien, cómo no, saca tajada.

Azulejo explicativo de la etimología "oficial" del nombre del pueblo

Tengo para mí que el problema lo tenemos dentro y las soluciones pasan por nosotros mismos. El problema se llama taurinos y falta de afición. Y para solucionarlo hace falta una catarsis que no se ve en el horizonte. Entretanto, bendigamos que aún existan reductos donde se exige verdad y personas que arriesguen sus bolsillos en lo incierto de organizar festejos sin ayudas públicas. O lo que es lo mismo, Cenicientos, Antonio Jiménez y Raúl Montero. Y la manera más efectiva de apoyar a estas gentes es retratarse en taquilla.


No fue mala la entrada en la primera de las dos tardes que componen la feria corucha de 2012. Tampoco fue buena. La que sí fue buena, y mucho, es la presentación de las reses de Cantinuevo, una ganadería corta procedente de Las Ramblas, con la excepción de un feo cornipaso que se corrió en cuarto lugar. Y malo fue en general su descastado y rajado comportamiento, con la excepción esta vez del buen quinto, colorado, ojo de perdiz, bocidorado, número 14 y de nombre Bachillero.

Cuarto de la tarde

Los matadores tenían más prisa que los banderilleros

Tomó la alternativa, tras más de 13 años en el escalafón novilleril, el alicantino Ángel Gonzalez, con más pena que gloria. Bien es cierto que el primero y el sexto fueron dos de los rajados del deslucido encierro, pero el toricantano demostró con capa y muleta una preocupante falta de pericia en el juego de brazos, acorde con su escasísimo rodaje.

Ceremonia de alternativa

Mejor estuvo el padrino de alternativa, Sánchez Vara, seguro en los tres tercios y muy por encima de segundo y cuarto, también mansos y descastados, con el borrón de un horrible sablazo en los bajos al primero de sus oponentes.

Sánchez Vara entra a matar al segundo de la tarde

Al colombiano Breyny Hernán Ocampo, Guerrita Chicose le fue el noble quinto, al que toreó sin apreturas y sin aprovechar lo repetidor de sus embestidas, en especial por el pitón derecho; mejor en molinetes y adornos que en el toreo fundamental. En el tercero, noblón, pero distraído, anduvo asentado y decidido.

Tercero de la tarde

Arrastre de Bachillero

En banderillas destacó Juan José Valencia en el primero y en varas dieron el mitin los picadores de Ángel González, Juan Carbonel y Miguel Infantes, el uno por masacrar al primero y al sexto (saliendo para picar por colleras) y el otro por ser incapaz de sujetar al sexto. Pero quien me llamó la atención fue Javier Gil, tercero de la cuadrilla de Sánchez Vara. Anduvo el hombre muy desafortunado con la puntilla en el segundo, asestando innumerables cachetazos entre la bronca del personal. Al retirarse al callejón pidió reiteradamente perdón a su torero y fue a apoyarse a la barrera con la cabeza entre los brazos y una cara que era todo un poema. No terminaron ahí sus penurias porque de nuevo volvieron los mismos problemas en el cuarto y las mismas disculpas y signos de tristeza. Su demostración de amargura me llegó al alma.

Javier Gil retirándose tras apuntillar al cuarto, 
presto a disculparse con su matador

Así se acostumbra a tapar la salida con el caballo

Hubo rifa de un jamón, que fue a parar esa noche a la casa de una persona necesitada, gracias al buen corazón del comprador de la tira premiada, a quien saludé al entrar en la plaza. De esto me enteré porque así me lo contó quien transportaba discretamente la pieza por las calles cadalseñas. Y yo así lo cuento porque es de ley.

No faltó Epifanio Rubio, "Mozo" al burladero de callejón
Foto de "Mozo" en Cenicientos 2011, facilitada por André Viard

Cuadro de puntuación de la corrida de Cantinuevo


(Cada aspecto está puntuado de 0 a 5, y la nota media es ponderada,
 al no tener todos los aspectos el mismo peso en la puntuación)

ENLACES:

- Otros puntos de vista en:
Banderillas Negras

Reportaje fotográfico:
Rafa Carlevaris

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...