lunes, 18 de julio de 2011

A un milímetro de la tragedia. Las Ventas 17 de julio de 2011

Parece ser que es Molés el "culpable" de que las novilladas de los domingos del mes de julio empiecen a las ocho y media. No le mueven fines altruistas, pero el resultado es un auténtico alivio para el sufrido espectador de verano en Las Ventas. Si unimos a ello que la entrada general sale por 5 euros, se entiende que se consiga reunir media plaza fuera de una novillada de abono.


Se presentaban en Madrid dos novilleros, Adolfo Ramos y Luis Gerpe, y hacía su tercer paseíllo el mejicano Sergio Flores, para lidiar una novillada de Javier Molina, de desigual presentación y áspera de comportamiento, salvo primero y quinto, nobles. Podemos decir que la novillada era intercontinental, con un americano, un africano (pues Ramos es melillense) y un europeo.

Precisamente ese pastueño primero, al que Sergio Flores hizo dos quites, para responder al de Adolfo Ramos, permitió estar muy a gusto al mejicano -excesivamente torcido en la postura- pero sin pizca de la emoción que debería ser consustancial a la tauromaquia. Alargó el trasteo hasta la deseperación y finiquitó de estocada atravesada. Si a ese primero apenas lo picaron, el cuarto salió de naja en sus dos encuentros con el caballo. En la tercera serie con la muleta, el utrero lo enganchó y en el suelo le metió un viaje en el cuello que no fue mortal por un milímetro, tal y como se deduce del parte médico:

"Herida por asta de toro en cara lateral izquierda de cuello con una trayectoria de 15 cms hacia adentro que contusiona arteria carótida común, traquea y venas yugulares."
No fue la única cornada, pues otras tres en muslo, escroto y pene, acertó a dar "Regalado". Terminó su lidia Adolfo Ramos, sin intentar faena, demostrando poco oficio y matando mal.

No puede decirse que fuera la tarde de Adolfo Ramos. El segundo era geniudo y el de Melilla no supo aplicar la vara del mando para resolver la papeleta, lo que le costó un varetazo en la cabeza durante la faena y una voltereta en la suerte de matar. En el "colaborador" quinto fue incapaz de aprovechar su bondad, sin ligazón y aliviándose. Duró el novillo 5 minutos de faena y se empeñó Ramos en seguir 4 más dando más vueltas al novillo que burro en noria. Se tiró por derecho y la estocada tendida necesitó de descabello.

Mala suerte tuvo con el lote Luis Gerpe. El tercero, que saltó al callejón, entró con la cara alta al caballo y fue complicado en el segundo tercio, que se resolvió a base de mantazos. En la faena fue de huída y arreón y el de Seseña estuvo por encima de su mansedumbre, aunque con exceso de enganchones. Mató abajo y sin pasar. El sexto presentó complicaciones y no humilló; Gerpe lo toreó con personalidad pero la muleta siempre fue demasiado alta y faltó unidad en la faena.
Sobresalió la cuadrilla de a pie de Sergio Flores en el cuarto (Pablo "Pirri" bregando y Víctor "Pirri" y "Tito" pareando), y Alberto Sandoval picando al quinto. Mal el "Niño de Aravaca" en la brega del quinto y José Antonio Fernández picando al segundo.

Cuadro de puntuación de la novillada de Javier Molina el 17/07/2011 en Las Ventas

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...