lunes, 5 de junio de 2017

Discreto regreso de Dolores Aguirre. Las Ventas, 5 de junio de 2017

Siete años llevaba la ganadería de Dolores Aguirre sin anunciarse en Las Ventas y cuatro años después de fallecer doña Dolores sus toros han vuelto a pisar el ruedo madrileño, con un encierro  nada aparatoso de presencia y juego desigual.

Verónica del buen saludo de Gómez del Pilar al tercero de la tarde

Esta tarde la salida de la plaza ha sido más cómoda, porque el cartel no ha convencido a muchos para asistir a este último lunes taurino de la Feria. En el Rincón de César tampoco había mucho ambiente. Don Venteño me hizo un gesto de bienvenida tipo Papa en el balcón de San Pedro.
-Buenas tardes, ¿me va a bendecir?
-No, confórmese con que le tenga preparado su tercio y estas croquetas de Cabrales que, a pesar de su nombre, están suaves. No me ha dicho dónde ha ido este fin de semana y me huele a mí que se ha ido a Gales, y eso que siempre presume de no ser futbolero.
Sonreí y preferí dejarle con la duda.
-Va a tener que contratar a un detective. Si quiere ya me tiene a su disposición para hablar de toros.
Se llevó a la boca una croqueta y rumió el inicio de la conversación.
-Si le parece Cadahalseño, comencemos por los toros.
Me encogí de hombros, y continuó.
-Se lo voy a decir de tirón. Esperaba una corrida con más presencia. Incluso uno, el segundo, era abecerrado, no me explico cómo ha pasado el reconocimiento. Para colmo ha sido el de menos casta. El primero ha sido manso y complicado, tampoco Rafaelillo le ha ayudado, porque de inicios ya le ha tocado las orejas y le ha dejado la muleta para que se la tope. El tercero ha sido bueno, un toro noble, que ha embestido humillado, pero algo blando de remos. El cuarto fue encastado, derribó a ley al picador, persiguió en palos hasta el punto de que casi salta al callejón persiguiendo a Oliver, pero comenzó a buscar pronto las tablas y terminó desarrollando sentido. El quinto salió suelto del caballo y tuvo buen son en banderillas y en los inicios del último tercio, para terminar rajado descaradamente. El sexto se dejó y tuvo poca duración. ¿Está de acuerdo en algo?
-En algo siempre estaremos usted y yo de acuerdo. Yo lo que pienso es que el patrón ha sido el que podía esperarse en esta ganadería. Toros que no suelen aguantar una lidia larga y con tendencia a abrirse en las embestidas. Quizás el lote de Rafaelillo ha sido el que se ha salido del guión, con esa casta mansa y finalizar pegando derrotes. Recuerde cómo el cuarto le ha podido enganchar, que si no anda listo el murciano visita el hule.
Se recostó como hace habitualmente cuando no quiere imponer su criterio.
-Ya le he dicho que quizás debió tantear más al primero, o, por lo menos, enseñarle a embestir. Que no le digo que hubiera servido, pero hay que intentarlo. Lo que sí le reconozco es que me ha gustado en la suerte suprema, aunque en el primero asomase el acero por el costillar, pero hay que tener en cuenta las condiciones en la que estaban sus toros al final de faena, pegando gañafones y buscando chicha.
-Puede ser. El que se ha llevado el lote ha sido Gómez del Pilar. Creo que no ha estado a la altura de la calidad del tercero, pero tenía el problema de que, si le obligaba, el toro doblaba las manos. También se ha empeñado en citar perpendicular a las tablas y no en paralelo y eso los toros que tienen querencias a los adentros lo acusan más.
De nuevo apoyó sus brazos en la mesa, incorporándose.
-Ya sabe que respeto a los modestos y más si no tienen mucho rodaje. Le puedo comprar que no ha estado a la altura, pero el problema es que los que saben no se apuntan a esto. Hay que tener también en cuenta que ha venido con toda disposición, viniéndose dos veces a portagayola y aguantando en el sexto el rodeo que le ha dado el toro. Esto de la portagayola lo desprecia casi todo el mundo, pero es una llamada de atención de que aquí estoy yo. No ha sabido tampoco medir los tiempos, alargando las faenas, cuando estos toros son de cuatro o cinco tandas. Eso sí, incluso matando deficientemente, se ha encontrado con el regalo de una sorprendente petición de oreja y que en el palco estaba don Gonzalo de Villa, que ha visto una petición mayoritaria donde sólo había una claramente insuficiente. Se está luciendo su medio paisano.
-Lo de alargar la faena le ha pasado también a Lamelas en el quinto, que le dio todas las oportunidades para el lucimiento y entre que me pongo y me coloco se le acabó el toro y cualquier posibilidad. Por contra, el segundo no valía un duro. Se le ha escapado al oportunidad y no ha salido reforzado.
Cogió su sombrero y me invitó a acompañarle.
-¿No me va a decir dónde ha ido?
-De momento va a seguir con la curiosidad, pero no se me salga por la tangente, que no me ha dicho nada de caballo y capotes.
Me agarró del brazo y fuimos caminando despacio.
-Lo han intentado con el capote, pero sólo se ha lucido Gómez del Pilar por verónicas en el saludo al tercero, aunque se le haya escapado de la mano en el remate. Se ve que ha practicado con el capote, hasta ha intentado un quite por zapopinas en el quinto,que no sé por qué leches siguen diciendo lopecinas. Claro que la chicuelina la inventó Llapisera y le adjudicaron la patente a Chicuelo. Y de caballo, sólo han hecho buena pelea el tercero y cuarto. Los demás han salido sueltos en general o se han defendido descaradamente como el sexto.
-Bueno, pues entonces no ha estado la cosa tan mal.
-¿Y quién le ha dicho que haya estado mal? Yo diría que una cosa discreta. Agur. 
Cuadro de puntuación de la corrida de Dolores Aguirre


LA  TARDE  TRAS  EL  VISOR

Más de tres cuartos de aforo en tarde agradable

Saludo de Rafaelillo al primero de la tarde

'Guindoso' sale de naja de la primera vara

José Mora parea aguantando el arreón

La estocada atravesada hizo guardia

Los ganaderos toman nota

David Prados no estuvo afortunado en la colocación de la puya al segundo

Cite de Alberto Lamelas a 'Burgalés II"

De regreso a la grada del 3

Gómez del Pilar, a portagayola

'Burgalito' acude sin codicia a la segunda vara

El Chano recibe la montera de Gómez del Pilar

Así metía la cara el de Dolores

La estocada quedó algo delantera y caída

Tablilla del cuarto de la tarde

Juan José Esquivel se recarga sobre el toro...

...pero no pudo evitar el tumbo

¡Aúpa!

Buen puyazo el segundo

Natural de Rafaelillo a 'Caracorta'

Buena estocada


El quinto también salió de naja

Juan Navazo cuadrado en la cara de 'Burgalés I'

Manoletina de Alberto Lamelas

Cadalseños por Las Ventas

El sexto ignoró de salida a Gómez del Pilar

'Clavijero' tampoco quería prestar atención al jaco...

...ni sintiendo el hierro

Buen derechazo de Gómez del Pilar

1 comentario:

Anónimo dijo...

Doña Dolores: He de hablar con usted un día con más calma y sosiego. Pero de entrada le digo que su corrida me ha parecido cambiante y equívoca, acaso como es el toro de lidia. Toros hubo que huían del caballo para luego arrancarse de lejos. Y se entregaban apretando y recargando, algunos hasta derribar. Bicornes salieron que buscaban las tablas descaradamente pero que si los toreros los retenían en el centro, acababan entregándose repitiendo con clase y transmisión en la muleta. Eso sí, duraban lo que duraban y ahí los matadores no han estado a su altura. Creo que no han sabido darles la lidia adecuada que debía ser corta e intensa: "Rápido y en la mano", repetía el maestro Antoñete. Si no hubieran alargado tanto las faenas los cuatro últimos eran de orejas. Pero claro, entre el castigo recibido y el vapuleo cansino de pases, pues el toro se aburría, se rajaba y buscaba las tablas. Además han sido nobles y sin peligro, sólo había que imponerse a ellos (nada difícil) y no eternizarse en las faenas. En líneas generales fueron mansos, encastados, nobles y fijos en los engaños. Cambiantes, ya he dicho, pero sin excesivos problemas para haberlos desorejado. Interesante corrida (para mí la que más hasta hoy). Los dos peores fueron los primeros. Obviamente la terna, salvo Rafaelillo, no está muy placeada y lógicamente les falta la técnica y los conocimientos necesarios para aplicar a estos cornúpetas la lidia apropiada. De ser torero, yo me iría inmediatamente al campo a aprender, a estudiar, a preguntar e informarme sobre los pormenores de las lidias a aplicar a toros encastados para intentar resolver los inconvenientes que me plantean. Ejerciten, señores coletudos, su mente sobre terrenos, suertes, distancias... y ténganla pronta (con intuición, improvisación...) para acometer "in situ" los desafíos de estos toros. No requieren la lidia al uso, sino otra de vastos conocimientos que dominen, ahormen al bicho para intentar luego torearlo, y si esto no es posible siempre viene bien para meterles la espada. Y, por favor, varíen un poco los finales de faena y sustituyan las manoletinas y bernardinas por otros adornos que serán bien vistos si bien ejecutados están. ¡Tengan personalidad! Porque desde que sacó José Tomás esta moda no hay manera de contemplar otros pases (de hacer pasar, que no dominar) distintos a los descritos. ¿No vieron ustedes a Ponce? Se estará o no de acuerdo con las orejas que, dicho sea de paso, seguro que ni le interesa a él ni al aficionado, pero lo que sí quedó meridianamente claro es que transmite maestría, seguridad, conocimiento y torería por los cuatro costados. Torería señores, ¡TORERÍA!
Doña Dolores, créame, que es un placer recordarla. No olvido lo que le oí decir sobre la responsabilidad de lidiar en Madrid. "En cierta ocasión, la noche antes de lidiar en Madrid, soñé que el mayoral me dijo que se les habían caído los cuernos a los toros por no sé que extraña enfermedad. Creo que nunca me recuperé de esa pesadilla". Genio y figura.
Miguel Moreno González

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...