viernes, 2 de junio de 2017

De 'Lironcito' a 'Rumbero'. Las Ventas, 2 de junio de 2017

Han pasado 21 años desde la inolvidable faena de Enrique Ponce a 'Lironcito', un toro fiero y peligroso de Valdefresno. Hoy, en los mismos terrenos del 7, el valenciano, con mucha más veteranía, pero con el mismo valor de entonces, ha plantado cara a un muy serio toro de Domingo Hernández, de nombre 'Rumbero', menos fiero y peligroso, pero manso, reservón y complicado. Una combinación de magisterio de torero sabio y veterano y de valentía y ganas de quien quisiera empezar a hacerse un nombre en el toreo. Una faena, precedida de buen toreo de capote, que no ha tenido en los aceros el broche que merecía su importancia.

Enrique Ponce ofrece el muslo derecho a la embestida incierta de 'Rumbero'

Hoy me habría gustado hablar largo y tendido con don Venteño, pero motivos personales me obligaban a llegar pronto a casa. Por eso salí raudo hacía el Rincón de César, pero no encontré allí a don Venteño. Remi me confirmó que no había aparecido, mientras me servía el tercio de Mahou con una tapa de queso curado de oveja con taquito de carne de membrillo. Me senté en su mesa a esperarlo y al poco tiempo apareció con sonrisa de oreja a oreja.
-Perdóneme, amigo Cadahalseño, ya me dijo que tenía prisa, pero he querido ver salir por la Puerta Grande a Enrique Ponce, porque ha conseguido que por primera vez en esta Feria la emoción me haya puesto los pelos de punta.
Tomó asiento y sin usar el vaso se llevó la botella de agua a la boca.
-No todo el mundo está de acuerdo con esa salida a hombros. Dos orejas sin matar bien a ningún toro, son un pero importante. En el segundo hubo un feo metisaca, y en el segundo pinchazo y media defectuosa.
Quedó apoyado con un codo en la mesa y agarrado a la botella de mesa.
-A mí como si sale por la puerta de arrastre. Mire usted, ha sido un auténtico lujo ver a Enrique Ponce en toda su dimensión. El Ponce que torea en redondo, con naturalidad y temple a un toro que lo permite, como el segundo. Es el Ponce estético. Y el Ponce que planta cara a un manso peligroso, que traga y lo hace embestir hasta dominarlo por completo. Es el Ponce épico y poderoso. Se lo repito, el lujo de ver a un maestro en plenitud, ojo, con capote y muleta, en una tarde a la que le faltó la espada para ser redonda.
Me apremiaba el tiempo y busqué un resumen.
-Lástima que haya durado tanto la corrida, y que casi no tenga tiempo para cambiar impresiones con usted. Estoy de acuerdo en que ha toreado primorosamente de capote en sus dos toros, pero en su primero también la faena de muleta fue de un solo pitón, porque la tanda por el izquierdo fue enganchada.
Echó otro trago y se recostó.
-Me está buscando las vueltas, Cadahalseño. Yo me quedo con esa naturalidad de la que le he hablado, vertical y relajado, disfrutando, llevando embebido el hocico en los vuelos de la muleta, toreando en redondo y con una tanda final de rodillas flexionadas que eleva la estética a la categoría de arte.
-Yo le doy más importancia a su faena al cuarto. Ahí ha tenido más mérito.
-En el cuarto ha estado en maestro, porque para sacar partido de ese toro de cara veleta impresionante, que además flojeó y que estuvo a la defensiva, hay que tener mucho conocimiento del toro, pero sobre todo hay que echarle huevos. Y con casi 30 años de alternativa y la carrera hecha, hay que tener mucho pundonor, dignidad y vergüenza torera, para jugártela como se la ha jugado, soportando coladas y parones, y ofreciendo los muslos. ¡Chapeau!
Terminé la botella y le hice ademán de levantarme.
-No tengo tiempo de más, así que si me resume el resto por encima, se lo agradezco.
-Buena tarde de toros de Domingo Hernández, una corrida muy voluminosa, de más de 600 kilos de media, que se ha movido como si pesasen 100 kilos menos. Tres toros para estar a gusto, de los que sólo se ha aprovechado el segundo del que hemos hablado. El tercero y, sobre todo, el sexto han sido toros de categoría que han desperdiciado lamentablemente David Mora y Varea, con toreo superficial y despegado. Yo reconozco que es complicado torear con un viento cambiante y después de cómo lo ha hecho Ponce, pero no se puede estar tan por debajo de los toros. Por decir algo bueno, recuerdo cómo se ha jugado la vida David Mora al entrar a matar al quinto. El mayor pero de los toros ha sido su pobre pelea en el caballo, salvo el sexto.
Me despedí con un fuerte apretón de manos.
-Hasta el lunes, que un nuevo viaje me saca de Madrid.
Cuadro de puntuación de la corrida de Domingo Hernández 


LA  TARDE  TRAS  EL  VISOR

1


2


3. 'Rocoso'


4. Varea


5. Ceremonias de confirmación


6. Varea


7, Infanta Elena y Ortega Cano


8. Ponce


9. Ponce con capote de peón


10. 'Libertino'


11. David Mora


12. Ponce


13. Ponce


14. Tercero


15. David Mora


16. David Mora


17, Cadalseños por Las Ventas


18, Ponce


19. 'Rumbero'


20. Ponce


21. Cifuentes


22. Antoñares


23. David Mora


24. David Mora


25. Varea


26. Varea


27. Salida a hombros

No hay comentarios:

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...