lunes, 27 de mayo de 2013

Moruchada en toda regla. Las Ventas, 27 de mayo de 2013

Es posible que seis vacas de Carmen Segovia tengan sus horas contadas, y no sé si uno o más sementales, porque la mansada que ha soltado esta tarde en Las Ventas es para no repetirla. El petardo ganadero ha estrellado a tres jóvenes novilleros, que hace solo un año debutaron con caballos, y que confiemos, al menos, les haya servido para adquirir experiencia de cara a futuros compromisos. Por si fuera poco, la empresa volvió a caer en la imprevisión o en la negligencia de no poner los medios para que el ruedo hubiese estado al resguardo del chubasco que descargó una hora antes y que dejó el ruedo en muy mal estado. Y para colmo de los despropósitos, en el  segundo tercio del quinto novillo se disparó el aspersor del agua, como en el Camp Nou aquella noche que al Barcelona le eliminó el Inter de Mourinho.

27052013-_MG_6902
Fotografia de Rafa Carlevaris que resume el comportamiento de los novillos de Carmen Segovia

Lo malo, si breve, es más llevadero. Es algo que deberían tener en cuenta los taurinos, porque esta moda de alargar faenas, sin sentido y sin futuro, no beneficia ni siquiera a ellos. El malhadado festejo, sin devoluciones ni vueltas al ruedo, ha durado casi dos horas y media. Por eso, al llegar al Rincón de César, Remi se quejaba amargamente del tiempo, en su doble acepción horaria y climatológica. Don Venteño ya estaba dando cuenta de una tapa de anchoas con pimientos y no parecía muy por la labor de hablar de toros.

-Siéntese, Cadahalseño, y, si le parece, hoy mejor hablamos de Olga (la camarera), que de la moruchada quienes deben hablar, y mucho, son los ganaderos.

-No me haga el feo, que si no hablamos de la novillada dejaré la pantalla en blanco.

Me alargó un servilleta y dijo:
-No me llore. Tome y escriba, que le redacto unas líneas, una cosa así de aliño, que otra cosa no merece esto.

Saqué el bolígrafo y me puse en posición de escribir: -Al lío.

-Moruchada en todos los tercios y en toda regla de Carmen Segovia.

-A Tomás Campos le gusta la carne pasada y por ello permitió que Pedro Geniz le metiese media estocada al primero de la tarde. Fuese por ello o por la podrida condición del animal, la faena de muleta hubo de ser de jé, de jú y de unipase e incluso de ridiculices finales ante un animal moribundo. En el cuarto, el de Llerena no tuvo mejor ocurrencia que plantear la faena al manso en el mismo lugar en que éste se había defendido y parado en banderillas, es decir, las rayas del tendido 1. Mató mal a sus dos novillos.

-Curro de la Casa quiso traer variedad en el capote, pero únicamente estuvo aseado en las verónicas del saludo al quinto. En otros lances faltó tanto mando como sobraron tantos tirones. El escurrido segundo novillo fue un manso de libro en el caballo que corrió en palos y llegó gazapón  a la muleta, sin humillación ni entrega en sus embestidas. La anécdota del estoque enredado en la borla de"Charrito" distrajo la atención del personal y el alcarreño tardó en conseguir algún lucimiento con la zurda y en el trasteo final de adornos y cambio de mano. Entró por derecho, sin marcar los tiempos, fue volteado y la espada quedó tendida, siendo necesaria una segunda entrada para una estocada rinconera. En el quinto inició bien la faena en los medios dando recorrido con unos pases genuflexos que no fueron sino un espejismo porque "Dormidito" se rajó. Curro sudó la gota gorda con el estoque y quedó a un minuto del oprobio de ver volver el bicho al corral, tras recorrer más de media plaza detrás del animal.

-Sebastian Ritter no perdonó un quite y gustaron las gaoneras al segundo y el saludo por verónicas al sexto. El escurrido tercero, que cayó patas arriba en su topetazo contra el peto, llegó a la franela flojo, rebrincado y calamocheante, sin posibilidades. El sexto anduvo parado y a la defensiva y el colombiano lo resolvió con sobredosis de encimismo, como buen pupilo de Corbacho, y estas cosas al personal le impresionan. Mal con los aceros en sus dos novillos.

-Por no hacer de menos, las cuadrillas, tanto en pica, como en brega, como en palos, estuvieron de mal a peor. Y también ese personal, con vocación de linier, que sigue pitando en cuanto una herradura pisa la raya exterior, aunque el manso haya rehusado por activa y por pasiva a ir al caballo.  Fin.

Terminé de escribir, doblé la servilleta y la guardé en el bolsillo de la camisa. Don Venteño tenía gesto socarrón:
-¿Merece la pena molestarse en estas cosas?

Me encogí de hombros, apuré el vaso, me levanté y respondí a la gallega: -¿Merece la pena venir a los toros?

Cuadro de puntuación de la novillada de Carmen Segovia
(Cada aspecto está puntuado de 0 a 5, y la nota media es ponderada,
 al no tener todos los aspectos el mismo peso en la puntuación)

Puede verse un excelente y amplio reportaje gráfico del festejo en el blog de Rafa Carlevaris


Sprint de un ciclista bajo la granizada previa al festejo.

La acorazada a punto

Paseíllo con sol y charcos

Pedro Geniz, de oficio o a petición de parte, no tendría compasión de "Soñoliente"

Santiago Pérez, a caballo atravesado, espera a "Charrito"

"Protestón", suelto, cortó en el 2 a Antonio Muñoz

"Capitán" regatea a Juan Peña

"Dormidito" busca las vueltas al penco de Nicolás Montiel

Nueva atracción acuática de Taurodelta

Luis Antonio Viloria también a caballo atravesado, con los de a pie en fuera de juego

Aunque tarde, todo tiene su fin.
Ritter espera para acaparar los aplausos

1 comentario:

Anónimo dijo...

LO MEJOR DE LA TARDE EL ASPERSOR, QUE NOS HIZO RECIRDAR LA GRAN NOCHE DE MOURIÑO Y EL INTER EN EL "CAMP NOU"

ANTONIO

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...