domingo, 29 de mayo de 2016

Si sale el Toro, se le envía la acorazada. Las Ventas, 29 de mayo de 2016

En un cartel muy madrileño, se anunciaban toros de lidia, los de Baltasar Ibán, para tres diestros que suman entre todos ellos 24 corridas de toros en 2015: Iván Vicente, Alberto Aguilar y Víctor Barrio. Cualquiera pensaría que estos toros se comen en trocitos a los toreros, para que ninguno de la parte de arriba o media del escalafón quiera anunciarse con ellos. Curiosamente, es el peaje que sigue pagando esta ganadería por la bravura encastada de aquel "Bastonito", que todos recordamos.

El resultado de una masacre en varas: el quinto luce una albarda de sangre

Estimado Cadahalseño:

Mire usted que me cuesta meterme con toreros modestos, que siempre han dado la cara en Madrid. Pero hoy no me queda más remedio, y con todo el dolor de mi corazón. Le recuerdo: había salido rematando, con pies, fijeza, humillación y repetición el segundo de la tarde, de nombre "Camarín", indicio de buena reata. Acudió pronto, atacando abajo y con fijeza al peto, empujando al jaco hasta adosarlo a las tablas. Esta es la mía, debió de pensar Juan Carlos Sánchez. Con la seguridad de estar defendido por la barrera, empezó a meter las cuerdas recargándose. Paró un momento para mirar a su jefe, y, vista la respuesta, de nuevo se afanó en su tarea interrumpida, ante la indiferencia de Alberto Aguilar. Un puyazo para acabar con toda la camada de Zalduendo de una tacada. Después, comprobada la nobleza del toro en el quite del madrileño, en la segunda, que tomó de lejos y con alegría, se le cuidó. La falta de afición (no puede llamarse de otra forma) del usía, don Justo Polo, nos hurtó de la emoción de comprobar que el gran "Camarín" habría acudido de igual forma por tercera vez.

Comprenda usted que son tantas las corridas de toros en que se simula la suerte, que para una vez que tenemos la ocasión de disfrutar de un tercio de varas de verdad, con un toro bravo en la plaza, entre el picador, su matador y el presidente nos lo hurtan por la cara. Ya podía después haber hecho Alberto Aguilar la faena del siglo que el que suscribe no habría juntado las manos, ni dicho ni mu, ni menos, sacar el moquero. Algo que, por cierto, estuvo muy lejos de conseguir, a pesar de que "Camarín" fue siempre un toro de pronta acometida, noble por los dos pitones, repetidor y con clase en la embestida, aunque acusara en sus manos el castigo soportado.

Pero ahí no quedó la cosa. No contento con ello, Alberto Aguilar facilitó de nuevo el desmedido castigo a su otro picador, Francisco Javier Sánchez, con el quinto de la tarde. En este caso, no fue un puyazo tremendo, sino dos, y, además traseros, tanto que "Clavillero" quedó adornado con una albarda de sangre. El madrileño, que sabe de esto, no puede pensar que después de tal masacre, el toro podía llegar con embestida alegre a la muleta. Y no llegó, claro está. Y no sólo eso, acabó rajado en tablas. El resultado lógico a tanto despropósito.

Por acabar con algo bueno de Alberto Aguilar, se agradece que haya dado distancias al segundo, puesto en suerte a sus toros en la suerte de varas, algo muy importante que sus compañeros de terna olvidaron, y los buenos lances en sus quites, galleo por chicuelinas incluido. Pero lo uno no quita lo otro.

Siguiendo con la acorazada, Víctor Barrio decidió unirse a la fiesta en el sexto y dio barra libre a Óscar Bernal, que a fe la aprovechó con ganas. "Camarito" se paró en el último tercio, como puede usted imaginar. Y yo me pregunto: ¿cómo espera conseguir así los contratos que tanto necesita el segoviano? Y más después de no haber sabido aprovechar la nobleza y recorrido del tercero, cuyo único defecto de puntear no supo corregir ni soslayar.

Me queda el director de lidia, Iván Vicente, que ha pasado despercibido, salvo con el estoque: dos buenas estocadas, si bien la del cuarto no tumbó a "Tesugo" y pasó una calvario con la cruceta y los dos avisos amenazantes.

La corrida de Baltasar Ibán, ha sido, como se puede colegir, una buena corrida en general, con un toro destacado, el ya mentado "Camerín", y otro descastado, el primero, de nombre legendario: "Bastonito".  Muy bien presentada, aunque hubiese diferencias de más de 100 kilos en la báscula entre los 606 de "Tesugo" (alto y poco acorde con el encaste) y los 484 de "Sandonguero", un tío con toda barba. Todos han tenido fijeza en el primer tercio y nobleza en el último. Si usted ha estado atento, habrá visto que todos han podido ser fijados en el saludo, salvo el quinto. Lástima que los toreros no hayan apostado por ellos.

Siempre suyo afectísimo.

El tío Puntilla

Cuadro de puntuación de la corrida de Baltasar Ibán


LA  TARDE  TRAS  EL  VISOR

Se anuncian toros de lidia, sin figuras en el cartel. Resultado: cemento

Un nombre legendario

Iván Vicente saluda al primer ibán

Bastonito se arranca con alegría al caballo de Héctor Vicente...

...y también en la segunda entrada

Humilla en la chicuelina de Alberto Aguilar

Buen par de Tito

Iván Vicente lanza de espalda la montera a la Infanta Elena

Buena estocada del madrileño

Su seguidores vinieron a animar a Alberto Aguilar. Debajo, un 11, el número del día

J.C, Sánchez barrena trasero a "Camarín" con el caballo apoyado en la barrera

Farol de Alberto Aguilar en el quite

De largo se arrancó "Camarín" en la segunda entrada

Revolera de remate del quite de Víctor Barrio

Un presidente sin afición cambia el tercio y nos hurta la tercera entrada al caballo

Así se arrancaba "Camarín" en palos...

...y en el inicio de faena de muleta...

...así humillaba...

...y a esa distancia se venía bien avanzada la faena...


...y también al final

Peleó hasta con el estoque clavado

El alguacilillo da la espalda al toro para premiar al torero. Paradojas de la tauromaquia

O ponen nombres más cortos a los toros, o adaptan la tablilla

Ahí dejó Víctor Barrio al tercero para la entrada al caballo

Natural a "Sandonguero"

Otro lleno más en el palco del Ayuntamiento

Puyazo trasero e inicio de carioca de Jesús Vicente

Quite de Alberto Aguilar a "Tesugo"

Otra buena estocada de Iván Vicente

Comienza la lluvia. Leonardo en Las Ventas

F.J. Sánchez se recarga con ganas en el primer puyazo al quinto

Revolera de Alberto Aguilar para dejar colocado a "Clavillero" en la suerte de varas...

...que se arranca desde lejos...

...para recibir un puyazo trasero y duro

El de Ibán levanta la pierna de Aguilar...

...y tanto tiempo estuvo el madrileño en las astas que dio tiempo a Rafael González a llegar

Estocada baja yéndose de la suerte

El segoviano también trajo oartidarios, y un cadalseño se explica (o comprueba si llueve)

Larga de rodillas de Barrio al sexto

Óscar Bernal se recarga sobre "Camarito" tapando la salida

Buen par de Jarocho

También Víctor Barrio arroja la montera de espaldas a la infanta Elena

Rastros de sangre en la arena, que delatan la carnicería

No hay comentarios:

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...