jueves, 19 de mayo de 2016

Ponce, protagonista de la tarde. Las Ventas, 19 de mayo de 2016

Es sabido que en el encaste Lisardo-Atanasio hay varias particularidades. Una de ellas es la de "mecerse" al tomar el engaño, es decir, embestir con cadencia, despacio y con fijeza, desplazándose y repitiendo con inercia. Un aficionado, amigo y paisano, suele calificar peyorativamente esta cualidad, tildando de "mecedoras" a estos toros. Uno de los dos ejemplares de hoy que han tenido esa cualidad, ha sido fundamental para el lucimiento de Enrique Ponce, con capote y muleta, en el segundo de la tarde.   

Volvió el clasicismo con el capote. Ponce saluda por verónicas al segundo de la tarde

Estimado Cadahalseño:

En corto y por derecho, hoy toca hablar, y bien, de Enrique Ponce. Nadie a estas alturas va a descubrir al de Chiva, en sus diferentes facetas. Esta tarde ha tocado la del clasicismo, la suavidad, la verticalidad y la estética. Pero sobre ha tocado temple, esa virtud del valenciano que facilita todo lo demás. Temple con el capote en el saludo por verónicas y temple con la muleta en una faena inteligente "made in Ponce", iniciada y rematada con pases por bajo, doblando la rodilla, con belleza en los pases por ambos pitones y en los cambios de mano. Lógicamente, todo esto no puede conseguirse si no hay un toro que colabore, como ha sido "Malaguito". Pero no olvide usted que Ponce ha hecho todo a favor del toro, sin obligarle y sin ningún enganchón, enseñándole a embestir. Y repare también que desde el saludo hasta la estocada, ha elegido los terrenos del 5, donde estaban los papelillos que había echado su mozo de espadas. Y por si tampoco usted atendió al detalle, viendo que se demoraban las labores de izado del caballo caído, ordenó al picador de puerta colocarse en el 5 y evitar así más capotazos. Son detalles que definen el conocimiento y la experiencia y que muchas veces explican el porqué de los resultados. El pinchazo en lo alto le privó del triunfo. Y más apuntes que le hago. No hubo lances con el capote a la espalda, no vio usted ningún pase cambiado por la espalda, ni circulares invertidos, ni números del más difícil todavía. Se ve que no está a la moda.

 En el cuarto tocó la faceta del Ponce voluntarioso. De manera gráfica podemos decir que el colorao cuarto tris de Valdefresno, ya de por sí una rareza, era un toro de La Vall d'Uixó, fuera de tipo del encaste, corto de cuello y que no humilló ni se entregó en ningún momento.

Y ahora toca hablar de lo demás. Hubo otro toro colaborador, el sexto, que cupo en suerte a Román, un bicho de gran calidad por ambos pitones, que planeaba por el derecho y repetía. Yo no se cómo lo vería usted, pero el valenciano anda más verde que los naranjos de su tierra en primavera. No supo exprimir el excelente zumo que llevaba dentro "Cubilón". En el toro de confirmación la cosa quedó a medias porque "Relicario" se rompió la pezuña en el último tercio. En ambos toros pasó muchos apuros en los lances con al muleta a la espalda, y en un quite por chicuelinas lo hizo con movimientos eléctricos. Además de la disposición, tuvo una cosa buena, no vaya usted a creer: colocó perfectamente al sexto para la suerte de varas, y a eso ya no estamos acostumbrados.

Vamos liquidando esto, porque Daniel Luque no dijo nada, probablemente porque sus toros dijeron menos aún. Se agradece que nos evitase las luquesinas y otros perifollos.

Ahora ponga algo de su parte, o sea, cuadros y fotografías.

Siempre suyo afectísimo.

El tío Puntilla

Cuadro de puntuación de la corrida del Puerto de San Lorenzo (5) y Valdefresno (1)




LA TARDE  TRAS  EL  VISOR


El fotógrafo no llego al paseíllo


Chocolate detiene al primero, que perdería las manos


Román en un quite ajustadísimo con el capote a la espalda y ningún mando


Ceremonia de confirmación de Tomán. Hoy tocaron dos desmonterados


Brindis de Román al Rey viejo, o ¿dónde está Wally I)


Román tiene un repertorio muy de moda


El estoque resbala por el lomo de "Relicario"


Buena entrada en el palco del Ayuntamiento


El segundo comienza a derribar y el mono donde no deb


Ponce ayuda a la arrancada de "Malaguito" yéndose por detrás del jaco


Quite por verónicas de Luque


Brindis de Ponce al Rey viejo, o dónde esstá Wally II?


Cite con la pierna adelantada


Verticalidad y naturalidad con la derecha


Verticalidad y ajuste en el natural


Pase de pecho hacia la otra hombrera


Verticalidad y ajuste en el recorte

Cierre de faena 

Pinchazo en lo alto, con saltito

Cadalseños por Las Ventas

Caricol saca al tercero del caballo de Carioca

Quite de Luque por chicuelinas

Brindis ed Daniel Luque al Rey viejo, o ¿dónde está Wally III?

Pase de pecho de Luque a "Cubanoso"

Coruchos por Las Ventas

Segundo sobrero

Un toro fuera de tipo del encaste

Aprietos para Manolo Quinta

Apuros para Mariano de la Viña

Ponce cita de frente

Dos horas de corrida y solo cuatro toros

Más verónicas de Daniel Luque

Algabeño intenta sacar a "Cantino" y evitar que la puya siga caída 

Problemas para Román en un quite con capote a la espalda

Brega de Algabeño

Intento fallido de Luque

Una camiseta de fútbol en Las Ventas

Pedro Itrralde echa la vara al sexto

Problemas para Román con el capote a la espalda

Un buen par de Hazem El Sirio

Faltaba el circular invertido, y Román dio dos

"Cubilón" en la finca

Ponce y su cuadrilla abandonan la plaza

3 comentarios:

Miguel Moreno González dijo...

¡Excelso Ponce! Ya están tardando en distribuir el vídeo de ayer a toda la Tauromaquia claudicante y andante (a los de las espaldinas, espalderas o espaldinovios con mayor motivo) y hasta que no hagan propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor (la afición) y cumplir la penitencia (que les pondremos) que no vuelvan a torear. Y punto.
Enrique Ponce estuvo en torero hasta brindando. ¡Sí señor! Alguien me enseñó a mí (ya de adolescente aventajado) que en el brindis a los señores se les lanza la montera de espaldas y a las señoras de frente (y por derecho), como Enrique lo hizo con el Rey (emérito) conservando la liturgia taurina más sacrosanta.
¡Qué emoción toda la bendita tarde! ¡Qué euforia! ¡Qué lagrimones! ¡Qué felicidad! Y bajé a verle salir y se tiró 20 minutos desde el túnel hasta la furgoneta sin parar de saludar, hacerse fotos con niños y mayores, estrechar manos, dirigirse a todo el mundo con amabilidad, firmar autógrafos, sujetar la montera y el capotillo como un torerazo. Y sonreír... A mí sólo me sonrió cuando le dije: ¡¡¡TORERO!!! Y fuese él en su furgoneta y yo con él en el pensamiento. ¡Olé Torero!

cadahalseño dijo...

Alguien me enseñó la imagen de tu perfil en una cosa de esta de las redes sociales. Se te está quedando cara de Enrique, Miguel.
Un abrazo.

Miguel Moreno González dijo...

Se hace lo que se puede y le dejan a uno... Aunque me sigue gustando más el texto del autorretrato de Cervantes, que no el destinatario al que se lo dedicas en esa ocasión. Con esto ya aguanto la Feria... Gracias

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...