sábado, 2 de julio de 2016

Paco Ureña dibuja el toreo con un encierro sosito de Adolfo Martin. Soria, 2 de julio de 2016

El aficionado se ha topado con una cartel muy atractivo dentro de la Feria y Fiestas de San Juan y Festividad de San Saturio, que se celebran en la castellana y recia Soria. En el sábado llamado Agés,  o de subasta de carne de toro, se anuncian los albaserradas de Adolfo Martín, con tres diestros alejados del neotoreo y del postureo, como Morenito de Aranda, el torero emergente Paco Ureña y Martín Escudero, sobrino del ganadero. La inclusión del murciano es la que anima definitivamente al aficionado para dirigirse a Soria, con parada obligada en Medinaceli, un enclave romano, musulmán y castellano, con encanto y llamativamente espacioso. La ruta prosigue hacia Almazán, ciudad amurallada y desnaturalizada por la falta de gusto en los urbanismos público y privado, para alcanzar, siguiendo el río Duero, la recoleta Soria de Antonio Machado.

Paco Ureña brinda al respetable el segundo toro de la tarde

El festejo no ha pasado desapercibido para la televisión mas taurina de España, la de Castilla-La Mancha, con cuyo comentarista, Martín de Blas, el aficionado entabla conversación. En la puerta de cuadrillas, José Castrejón, un torero cadalseño, y su hijo, alumno de la Escuela de Tauromaquia de Madrid, esperan la llegada de Paco Ureña, que ha aterrizado unas pocas horas antes, procedente de Perú, después de haber despachado otra corrida de Adolfo Martín en Alicante, el sábado anterior.
El sol de Soria es soportable para quienes están acostumbrados a los veranos de Madrid, y el aficionado escoge la delantera de grada, que permite un buen apoyo para la cámara fotográfica. Un compañero de grada venteña, Luis Olmeda, que ha venido acompañado de su esposa, sube a saludar al aficionado en un nuevo encuentro por esas plazas de la piel de toro. No se facilita programa de mano, aunque los datos de cada toro se anuncian con un tablilla que se muestra desde el tendido antes de su salida al ruedo.
El primer toro tiene nombre de moda, “Malagueño”, y es bonito y muy cómodo de cara. Sin codicia, Morenito de Aranda deja que José Quinta le dé a modo. Y poco más puede contarse de este toro soso y sin recorrido y del torero poco animoso, que lo despachó de una honda tendida.
El segundo de la tarde es cornicorto y abierto, y embiste despacio en el capote de Paco Ureña, cuyo saludo le parece estético al aficionado. Vicente González lo cuida con la vara y a los palos acude andando. El murciano aprovecha la nobleza y tempo de “Lagartijo” para regalar un toreo precioso, templado, cadencioso y de formas clásicas, por ambos pitones. Una delicatessen para el espectador. La estocada es fulminante y se piden con fuerza los máximos trofeos. El aficionado, contento, da por justificado el viaje.
El tercero es pobre de cara y muy terciado, incluso para una plaza de segunda. No se emplea y le busca las vueltas a Martín Escudero. No llega a cumplir en el peto y da guerra a Javier Rodríguez y Víctor Pérez, que no encuentran cómo prender los garapullos, y el presidente les soluciona la papeleta con sólo dos entradas y tres banderillas en el albaserrada. El diestro de Galapagar no se acopla con la muleta porque “Bordador” es reservón y carece de fijeza. El burel acaba rajándose y David anda torpe con los aceros.
En el intermedio se riega el ruedo y el aficionado aprovecha para saciar su curiosidad sobre la plaza de toros de San Benito con sus vecinos de localidad.
El cuarto es un cinqueño guapo y llamativamente cornipaso, con una lámina propia de un saltillo arcaico. A los sorianos parece disgustarles y protestan ruidosamente su presentación. Después de entrar al caballo, el presidente se pliega a las quejas y saca el pañuelo verde en un decisión insólita, que aconseja que ni vuelva a ejercer de nuevo la máxima autoridad en un palco. En primer lugar, por su incoherencia, al devolver un toro que ha sido aprobado en el reconocimiento, Y en segundo lugar, por su desconocimiento del encaste del ganado. El aficionado se lamenta además porque en el saludo de capote había demostrado buenas cualidades.
El sobrero es de la misma ganadería, bizco de izquierdo, y con escasa acometividad, a pesar de que su nombre, “Madroño”, indica buena reata. De nuevo, Morenito de Aranda permite a su picador, en este caso Héctor Piña, que se lo deje bien pasado de castigo. El toro queda parado en el intento de quite del burgalés, que a pesar de todo tarda en solicitar el cambio de tercio. Y nada más puede relatarse, porque el cárdeno es un auténtico toro de Guisando. Lo sorprendente es que el torero lo haya brindado al público. La espada se resiste, Morenito pasa un auténtico calvario con el estoque y al usía se le retrasa el reloj.
También es terciado el quinto y Ureña se estira de saludo para terminar sacándolo a los medios. Lo pica muy bien Pedro Iturralde y lo banderillea mal Curro Vivas. El de Lorca brinda a Juan Mora y nada puede hacer con este “Chaparrito” distraído y descastado que, además, le desarma en tres ocasiones.
El sexto luce buena lámina y es más cuajado que sus hermanos. Martín se luce con delantales a pies juntos, y Sevillano lo pica bien. Antoñares ejecuta bien las banderillas, pero quedan caídas. El toro es noble, pero de poco recorrido. El diestro intenta un toreo clásico, recio y seco, que no cala en los tendidos. De nuevo hay problemas con la tizona.
Antes de volver para Cadalso, en un bar próximo al plaza, el aficionado comenta la tarde y otras cosas con su familia, Josito y su hijo.

Cuadro de puntuación de la corrida de Adolfo Martín



LA  TARDE  TRAS  EL  VISOR

"La Chata" o el coso de San Benito de Soria

Cadalseños por Soria

Abonados de las Ventas por Soria

Los tradicionales deseos de suerte

Tres cuartos de plaza en tarde calurosa, soleada y templada

Simbólica entrega de las llaves de toriles

Adolfo Martín recibe el premio de la Feria de San Juan 2015

Primero de la tarde, poco asaltillado...

...al que le costaba humillar en el saludo de Morenito de Aranda

Barrenando

Zamorano se quita de en medio

Natural desconfiado del burgalés

Estocada con desarme

Charanga y peña al sol... de Soria

Segundo de la tarde. La sombra engaña

Este sí buscaba los engaños por abajo

Vicente González dosificando el castigo

Quite de Ureña por verónicas

¿Víctor Hugo Pirri o Miqel Roca?

Pureza con la derecha...

...y al natural...

...otro más...

...el de pecho...

...natural a pies juntos y vertical...

...y estocada de efecto fulminante

Imposición del pañuelo

Tercero de la tarde

Héctor Piña sujeta

La oportunidad del quite

Derechazo de Martín Escudero...

...y pinchazo

La carpa

Cornivuelto típico de saltillo...

...que el palco devolvió sin más motivo que una masiva protesta

Nombre mítico del sobrero

Bizco del izquierdo

Héctor Piña también barrenó al segundo toro de Morenito

Buen par de Jarocho

Mitin de Morenito con los aceros

Quinto de la tarde

Saludo de Paco Ureña

Buen puyazo de Pedro Iturralde

De esta guisa dejó los palos Curro Vivas en sus dos entradas

Brindis a Juan Mora

El albaserrada desparrama la vista

Buena banda (que interrumpe la música por un simple desarme)

Sexto y último

Revolera de remate del saludo de Martín Escudero

Par de buena ejecución y mala colocación de Antoñares

Pureza en el natural del de Galapagar...

...y en el derechazo

Ureña a hombros



No hay comentarios:

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...