sábado, 29 de octubre de 2011

Cartel ganadero de lujo en Fuenlabrada

Miura, Pablo Romero, Prieto de la Cal y Victorino. ¡Ahí es na!


El cartel de las V Jornadas Taurinas de Fuenlabrada desde luego invitaba a coger el coche para acercarse hasta este macropueblo madrileño y tomar asiento en el amplio anfiteatro Tomás y Valiente. El tema era muy atractivo: "el toreo, bien inmaterial de la humanidad; encastes".


De maestro de ceremonias y moderador ejerció con brillantez Paco Aguado, que supo imprimir agilidad al debate. Junto a ello, la contundencia y amenidad de los ponentes consiguieron que se hiciese corta la hora y media larga de charla, seguida con expectante silencio por el respetable, solo roto para ovacionar algunas intervenciones. Aguado inició el debate poniendo de relieve algo tan elemental que parece mentira que muchos ignoren: para que exista el toreo, como bien inmaterial, es imprescindible que exista ese bien material que es el toro, cuya diversidad de encastes es imprescindible proteger.

Gran acierto de la Federación de Peñas Taurinas de Fuenlabrada y de su Ayuntamiento, dando voz a los ganaderos de encastes malditos, "exóticos" en adjetivación de Victorino Martín García, a los que dan la espalda los toreros, los empresarios, los ´periodistas y los públicos.


Y los ganaderos hablaron claro y alto. Estas fueron algunas de sus frases:

Eduardo Miura:

> Para durar hay que evolucionar. Es decir, si el público modifica sus gustos y demanda otro tipo de toro no queda sino evolucionar para sobrevivir. Y Miura no es una excepción, aunque manteniendo su morfología y algunas caracterísricas de comportamiento, además de esa mirada especial que les caracteriza. No es cierto que sus toros sean ahora más grandes, porque hace más de 60 años tiene datos de pesos de 350 kilos en canal. Lo que ocurre es que tras la guerra se bajó el volumen y volvió a aumentarse a partir de los 60.

> Los ganaderos vivimos del público que se retrata en taquilla y no de las subvenciones. Como decía su padre, lo importante del potaje son los garbanzos, y en lo nuestro los garbanzos es el público. Hace cien años el toro y el torero estaban a la defensiva, y eso hoy el público no lo admite y demanda una faena estética, lo que condiciona la selección ganadera.

> Si eres torero, lo eres para cualquier toro. No entiende que tenga que haber toreros especialistas en determinados encastes.

Tomás Prieto de la Cal:

> Cuando su padre compra la ganadería se la torean los dominguines, porque en aquella época se acepta este tipo de toro que sale ya derrotando, que pelea con fuerza en el caballo y que solo admite una faena corta.

Después cambia el toreo, pero no los veraguas, y eso los aleja del público, no de los aficionados. En Francia sí entienden este tipo de tauromaquia.

> No se puede ignorar al aficionado torista por empresarios, apoderados y periodistas, y hoy se le ignora absolutamente.
 
> Si quitamos el tercio de varas estamos matando una parte muy importante de la tauromaquia.

> Es necesario recuperar lo olvidado: encastes y novilleros.

> Los novilleros hoy no matan nuestros encastes.


Victorino Martín García:

> Hoy el toro es el gran desconocido. Representa la naturaleza, el campo. Por eso, el espectador rural es capaz de ver la corrida a través del toro, mientras el espectador urbanita la ve a través del torero.

> En el período de los años 40 a 60 se hace una contraselección, se rebaja la bravura y la cara.

> Hoy se exige un volumen al toro que es imposible, y una duración que no puede dar en los tres tercios.

> La puya actual es más mortífera, porque los filos se pueden vaciar lo necesario para provocar mucho daño. La prueba es que hoy cualquier toro sangra hasta la pezuña, cuando hace décadas era lo excepcional.

> La ganadería de Santa Coloma es más Saltillo que Ybarra, porque en cuanto el Conde compró la ganadería de Saltillo, vendió lo de Ybarra y solo dejó sementales de Saltillo. (De esto discrepó Eduardo Miura, porque fue el Conde de Santa Coloma el que mandó sementales al Marqués de Albaserrada. Según él, quien asaltilla Santa Coloma es Joaquín Buendía, y lo pone más cornicorto y brochito porque Manolete así lo quería).

> La tauromaquia es una seña identidad de un pueblo, que, al contrario de lo que harían otras naciones, nosotros la escondemos.

 Javier Morales (de la ganadería de Partido de Resina):

> Los pablorromeros son toros de 40 pases, por lo que hay que ponerse a torear desde el principio de la faena.

> Prefiere los de pelo negro, que era el predominante hace 50 años, a los cárdenos.

> Dos características diferenciales de su encaste son la amplitud de pecho y el menor disformismo entre macho y hembra.

> Han tenido problemas de saneamiento que incluso les redujo la ganadería hace 4 años a 40 vacas (hoy tienen 150). Sin embargo, ese problema ha permitido reducir el riesgo de consanguinidad porque los sementales han sido de ciclo corto.

> Es increíble que la televisión pública nacional no retransmita festejos taurinos.


Para concluir, y ya que se habló de la complejidad de embarcar y desembarcar a los miuras, enlazo con un vídeo de Canal Sur de 2009, en el que se ven los sudores de  Antonio Miura con "Peleón", uno de los toros destinados a Pamplona.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy muy sorprendido con las palabras del sr.Aguado al iniciar la charla, pero si después escribe lo contrario?
Ojalá este recapacitando.
Luis

cadahalseño dijo...

Luis: yo también me extrañé de que el presentador/moderador de una tertulia "torista" fuese Paco Aguado (baste leer su artículo "la caída del torismo" en 6Toros6 de octubre de 2008, que publicó el blog Toro, Torero y Afición). Sin embargo, su actuación resultó brillante, por lo que le felicito y le doy la bienvenida al club.

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...