lunes, 21 de junio de 2010

¡No más cuentos, por favor!

He dejado pasar un prudente tiempo de reflexión tras la conclusión definitiva de las ferias encadenadas de Madrid (tómese esto con buen talante), para repasar las declaraciones del Sr. González, jefe del CAT, realizadas en los micrófonos de El Albero allá por los inicios de la feria de San Isidrito 2010.

Durante la entrevista, Rafael Cabrera, a propósito de la posible prórroga a Taurodelta, hace la siguiente manifestación:

R.C. -Ya sabe que aquí en la cadena Cope somos bastante críticos en general con la empresa de toros madrileña. Yo sinceramente creo que es una de las peores que haya podido pasar por la plaza de toros de Madrid en los últimos tiempos. Yo conocí la empresa Toros Madrid de Jardón y después a Canorea, a Berrocal, incluso Manolo Chopera, los Lozano, y posteriormente las dos empresas que ha comandado Juan Antonio Martínez Uranga: Taurovent y Taurodelta. Este año toca además esa prórroga, prórroga que ya sorprendió en buena medida a los aficionados el año pasado, no por las fechas, sucede en verano porque tienen que suceder ahí, sino porque la opinión mayoritaria de casi todos los grupos y asociaciones era contraria a esa renovación. ¿Cómo ven ustedes de cara a este próximo año esa posible prórroga?

I.G. -Yo respeto todas las opiniones, pero creo que la empresa ha hecho una magnífica labor durante los años que lleva explotando la plaza, ¿no? Es evidente que en Madrid ha habido siempre grandes empresarios y otros no tan grandes; usted ha citao algunos que estuvieron a punto de llevarse la plaza de Las Ventas por delante…

R.C. -Berrocal se llevó un burladero y todo.

I.G. -Bueno en fin yo no quiero entrar ¿no? porque ya agua pasada no mueve molino, pero creo que José Antonio Martínez Uranga es uno de los mejores empresarios taurinos yo creo que hay en este país y desde luego que ha habido a lo largo de estos tiempos; es un hombre ya mayor con una gran experiencia, con muchas plazas a su espalda y creo que con todas las dificultades que tenía sustituir un largo período como fue el de los hermanos Lozano, que estuvieron muchos años al frente de la plaza de toros y que dejaron de gestionar la plaza de toros voluntariamente, porque nosotros les ofrecimos que siguieran en esa gestión, fueron ellos los que decidieron unilateralmente no seguir gestionando la plaza, pues convocamos un concurso por eso. Y creo que la experiencia de estos años ha demostrado que Juan Antonio Martínez Uranga es un magnífico empresario de toros y que con todas las críticas que siempre se pueden hacer, porque cada uno tiene sus preferencias, la plaza de toros de Madrid ha estado gestionada yo creo que extraordinariamente bien.

[Puede comprobarse que el jefe de la cosa esta de los Asuntos Taurinos llega hasta la hipérbole insostenible para justificar lo injustificable, y aquí Rafael Cabrera, que había empezado con las zapatillas atornilladas en la arena y cargando la suerte, empieza a recular]

R.C. -¿No cree que, sin embargo, que es un lastre verdaderamente importante ese tan elevado canon que, en buena parte, pues lógicamente es oferta de la propia empresa?

I.G. -Yo no sé si es un lastre o no, lo que sí que digo es dos cosas, primero, que hubo empresas que ofrecieron un canon mucho mayor la empresa ganadora, luego es evidente que alguien pensaba que no era tan elevado ese canon, sino que estaba dispuesto a hacerlo más alto, y en segundo lugar creo que cuando uno repasa cuál han sido las organizaciones de las ferias de San Isidro o esta misma feria que acaba de empezar esta misma semana, creo que es una feria magnífica donde están todos los toreros, ganaderos, etc., y todos los aficionados en Madrid ven que la feria de San Isidro es una feria sigue siendo sin duda la primera del mundo; aquí está todo el mundo, toda la variedad, se puede ver absolutamente todo, no falta nadie, ya sé que falta desgraciadamente Enrique Ponce, pero por razones ajenas a lo que hubiera sido el deseo de la empresa…

[Hago un nuevo inciso: en su día, alguien quiso ponerse una medalla, como defensor de los abonados, anunciando a bombo y platillo la limitación del pliego en cuanto al número de festejos de la feria de San Isidro. Después vendría el fraude al pliego con la primera Feria del Aniversario (o del Clavel), que se justificó como un hecho excepcional, pero que se ha consolidado en el tiempo hasta el punto que ya el propio jefe del CAT unifica las ferias encadenadas en una sola (corridas de la Prensa y Beneficencia, incluidas) y la denomina feria de San Isidro. Esta confusión no es exclusiva del Sr. González, sino extendida en la afición, la prensa y todo el enredo taurino, como puede comprobarse leyendo el folleto que editaron con ocasión de la corrida de la Beneficencia. En definitiva, hemos vuelto al punto de partida, y la feria de San Isidro, en sentido laxo, vuelve a ser el interminable ciclo del mes completo. Sobre lo de que "es una feria magnífica en la que están todos", comentaré más adelante]

R.C. -Sí, sino incluso Hermoso de Mendoza, pero también por razones lógicamente ligadas un poco a la política empresarial y al mundillo de los toros, en lo que evidentemente la Comunidad no tiene arte ni parte, desde luego.

I.G. -Le aseguro sé y me consta que el empresario ha hecho todo lo posible porque todos estuvieran aquí.

R.C. -Eso sí se lo reconozco, sin embargo. El hecho de que se vaya a promover la fiesta como bien de interés cultural, (…) sin embargo, choca un poquito con determinados carteles en la feria más importante del mundo como es la feria de San Isidro, donde es verdad que está todo el mundo, pero donde quizás se debiera primar el hecho de que aquí vinieran los mejores y se pusieran entre ellos, como antaño, pues en cuatro cinco corridas a ver quién de verdad ostenta el cetro de la tauromaquia.

[Aquí Rafael Cabrera ya ha echado descaradamente el paso atrás.]

I.G. -Usted seguramente sabe mucho más que yo de esto, pero le diré varias cosas de lo que yo conozco. Primero, nuestro pliego de condiciones exige que en todas las corridas haya una representación de los primeros toreros del escalafón, y en todas las corridas, y en la feria eso se cumple. En segundo lugar usted sabe que no todos los toreros quieren torear juntos unos con otros y no todos los toreros quieren torear a las mismas ganaderías, y muchas veces no es por voluntad del propio empresario, que seguramente sería el más interesado en poner esos carteles a los que usted se refiere de antaño donde, en fin, había unas rivalidades de los toreros que en ese momento…
R.C. -Se acordará usted: Paco Camino, El Viti, Diego Puerta, Antonio Ordóñez, y venían a tres, cuatro tardes cada uno en una feria de San Isidro que eran 16 o 18 espectáculos

I.G. -No toreaban tres o cuatro tardes juntos. Ahora, por ejemplo, eso es bastante complicao, usted sabe como yo, en fin, no voy a dar nombres para no entrar en cuestión, pero unos y otros no quieren torear juntos y no quieren torear las mismas ganaderías, incluso unos exigen una serie de derechos y otros, otros, y en algunos casos no sabemos si es realmente un tema de convicción o un tema de justificación para evitar esos manos a manos o esas coincidencias en los carteles ¿no? Usted sabe que también algunos imponen por delante algún torero que abra cartel, en fin, no es tan sencillo. A nosotros nos gustaría que eso fuera así, y estoy seguro que al empresario también porque evidentemente esas corridas serían las más atractivas o mucho más atractivas de lo que ya son para los espectadores ¿no? pero realmente cuando es posible, se hace.

R.C. -Cumpliendo como cumple la empresa, eso yo creo que eso le consta prácticamente a todo el mundo, porque así que vigilan evidentemente desde el CAT, desde el Consejo, el cumplimiento absoluto de lo que es el pliego de ofertas y de condiciones, cumpliendo como lo es ¿no cree también que Madrid está derivando quizás hacia las grandes ferias y olvidándose un poco, un tanto, bastante, del resto de la temporada, sobre todo en verano?

[Cabrera, definitivamente, se alivia, se pone de perfil y recurre al pico del micrófono]

I.G. -Yo creo que no, la empresa ha hecho de todo y sigue haciendo de todo, hace nocturnas, hace de todo para tratar de captar la mayor afluencia de público. Es verdad que el verano siempre ha sido una época muy complicada, y pese a que la empresa ha introducido todo tipo de variantes para atraer al mayor número de público posible, pues es verdad que la demanda o la afición que en ese momento se acerca por el ruedo pues es una afición mucho menor, pero el hecho cierto es que Madrid, también por pliego tiene que dar 90 festejos, y además no se olvide que este año financiamos a tres escuela de tauromaquia ya; es decir, que además de ser una plaza de temporada yo creo que la labor fundamental que se hace desde la plaza de Madrid también es cultivar los graneros de los que tienen que surgir figuras del torero mañana, y eso también es muy importante.

Ya ve el lector cómo está el panorama taurino en Madrid, y las escasas esperanzas de un cambio. El jefe de la Cofradía del Amén a Taurodelta declarando públicamente su devoción, y uno de los medios más independientes en lo taurino, compartiendo sus máximas: "en la feria de San Isidro está todo el mundo" y "la empresa cumple absolutamente el pliego concesional".

¡A mí que no me vengan con cuentos! Eso es absolutamente falso:

1º. "En la feria de San Isidro está todo el mundo". Salvo que por "todo el mundo" se refieran a todos los políticos, satélites y paniaguados que entran por la cara y en los mejores lugares de la plaza, la afirmación no puede ser más embustera. Una simple y llana comparación de seis toreros y otras tantas ganaderías, entre presentes y ausentes de la feria de San Isidro stricto sensu, es suficientemente ilustrativa:

Toreros


Estaban anunciados en los carteles de la feria de San Isidro, por ejemplo:

El CapeaJ.M. MasGabriel Picazo Emilio de JustoIsrael LanchoIván García

No estaban anunciados, por ejemplo:

E. PonceJosé TomásA. Ferrera El Fandi Cayetano A. Barrera

Otros, como Morante o El Juli, una sola tarde, y Manzanares optó por operarse y no actuó.

Ganaderías


Estaban anunciadas en los carteles de la feria de San Isidro, por ejemplo:

Salvador DomecqA. BañuelosMartelilla ParladéJuan Pedro DomecqJavier Pérez-Tabernero

No estaban anunciadas, por ejemplo:

José EscolarEl PilarVictoriano del Río Fuente YmbroVentorrilloConde de la Maza

Omito a Victorino Martín porque se autoexcluyó.

Dejo que sea el lector quien saque sus propias conclusiones.


2º. "La empresa cumple absolutamente el pliego concesional". También falso de toda falsedad, para lo cual me remito a otras entradas donde se demuestra que en 2009 y 2010 Taurodelta ha incumplido el pliego de condiciones y los términos de su propia oferta, con el consentimiento del Cuento de Arreglos Taurinos:

El cartel de la feria que aprobó el C.A.T.

San Isidrito 2010 versus San Isidrín 2009

San Isidrito o los teloneros de la feria del Clavel

La increíble prórroga a Taurodelta

Una tomadura de pelo consentida (1ª parte)

Una tomadura de pelo consentida (2ª parte)

Una tomadura de pelo consentida (3ª parte)

Nota: Publicado originalmente en el blog estrapicurciela
Comentarios a esta entrada

No hay comentarios:

Agustín Ríos, 'el de Cádiz', in memóriam. Las Ventas, 24 de septiembre de 2017

El tercer "desafío ganadero", como era de prever, ha estado más concurrido que los dos anteriores, porque se ha programado como p...