sábado, 26 de junio de 2010

Autores románticos: Gonzalo García de Castro.

En mis habituales paseos por la Cuesta de Moyano curioseo el contenido de las cajas de libros que los vendedores ocasionales descargan en los puestos. Alguna vez me he topado con la sorpresa de que todos los libros son iguales, incluso estuchados. Se trata de ediciones de libros, patrocinadas por entidades públicas o financieras (Cajas de Ahorro, generalmente) que ni siquiera llegaron a distribuirse en su totalidad. Imagino en estos casos que muchos de los libros que sí llegaron a regalarse, fueron directamente a parar a una estantería y duermen allí, vírgenes de todo ojo lector.

En contraposición, hay muchos autores independientes que, por no tener el favor de las personas que mangonean en estos cotos públicos o semipúblicos, han tenido que hacerse además editores, impresores y distribuidores de sus propias obras. Son los que llamo autores románticos.

- Sí, lo de Eustorgio es casi un homenaje a mi abuelo, que se llamaba Gualtero y al que dedico póstumamente la obra.

Los buenos oficios de un amigo común y la amabilidad del autor me han permitido colarme en el sancta sanctorum de la casa de don Eustorgio-Gonzalo García De Castro, rodeado de libros y vídeos taurinos por todas partes, menos por una que se llama ventanal.

- Cuando me jubilé, empecé haciendo unas fichas de ganaderías y los amigos me animaron a que le diera la forma de libro. Así empecé en el año 2004, pero sobre la base de una documentación que había ido analizando y reuniendo muchos años antes. Después de cinco ediciones de esta Guía Genealógica de las Ganaderías de Bravo, en 2009 la edité también en formato CD, que permite enlaces rápidos y agiliza la consulta. Sí, precisamente ese que traes.

A modo de salvoconducto -innecesario- había llegado con el CD de 2009, que conseguí la noche de su presentación en la Fundación Casa Patas, debidamente dedicado.

- Ten, esta es la sexta edición, que tengo el gusto de regalarte en formato de CD, actualizado a 2010. La carátula es nueva y la he diseñado yo. Siéntate aquí que voy a mostrarte su contenido y su manejo.



No hubo esta vez problemas con los dichosos aparatos informáticos y la demostración fue completa, con el añadido de un entusiasmo que solo los creadores pueden transmitir al hablar de su propia obra.

- Aquella noche en Casa Patas, el fallo fue mío: el cable de señal estaba roto.

Es todo un lujo poder charlar con reposo e intimidad de una obra con su propio autor, y más si es un profundo conocedor del toro, la materia prima básica de este producto que llamamos Tauromaquia.



- No hay que fiarse de lo que te diga ningún ganadero. Alguno me ha llamado protestando porque en el libro figuran datos que no concuerdan exactamente con los ofrecidos en los medios oficiales. Por ejemplo, me dice uno que en su ficha aparece que aún mantiene un encaste que ya no figura en el libro de la UCTL; y yo le respondo que si él mismo no manifiesta que ha eliminado "todo lo anterior", yo no tengo más remedio que mantener su anterior encaste, junto al nuevo.



Perfectamente ordenados por series, me llama la atención una estantería repleta de vídeos de toros, cuyas carátulas él mismo ha diseñado para que adosados sus lomos formen un original dibujo.

- Precisamente, en una finca me comentaba el ganadero que había eliminado "todo lo anterior", y yo le dije, señalando a un toro que estaba en una pequeña loma: Mira, ahí lo tienes, un Marcos Núñez. Trató de disculparse, achacando que algún "chorretón" aún le quedaba. Ocurre que muchos de ellos silencian sus propios datos porque, como me han confesado, si lo supieran los taurinos, no les compraban los toros.



Al otro lado del ventanal, un paisaje de árboles primaveralmente verdes ahonda la sensación de placidez que Gonzalo transmite con su voz tranquila y su barbuda bonhomía.

- Siempre ha habido alquiler subrepticio de sementales entre ganaderos, que no pasan por ningún libro. Ahora, con la inseminación artificial, esto se hace de forma más sencilla y oscura. Pero no creas que todos los ganaderos conocen su casa; yo tuve un jefe que era de familia ganadera e ignoraba muchas cosas de su propia ganadería. Además, es un hecho curioso el que casi ninguno se preocupe de saber nada de los demás hierros.



Terminada la demostración de uso, me descubre su gran tesoro: el único ejemplar de un libro completo de tauromaquia, una auténtica enciclopedia taurina inédita, donde demuestra no sólo su profundo conocimiento y afición, sino su talante abierto, al exponer cada materia desde distintos fundamentos o diferentes puntos de vista, alejándose de cualquier dogmatismo. Una joya que espero algún día pueda ver la luz.

- Vamos, cogemos el coche y te invito a tomar algo.

Al abrigo de la barra y al calor de unos vasos de vino (él) y de cerveza (yo), hablamos algo más de nosotros y también de la forma de encauzar su obra para que sea más conocida.

- Me han dicho que debería publicar esto en internet en una página web de acceso restringido, pero yo no sé cómo se hace eso. De momento tengo que seguir distribuyendo el libro a través de la Librería Rodríguez (casi a petición) en la calle Marqués de Zafra nº 31, y el CD directamente a través de pedidos a mi móvil 662 088 910 o al e-mail g.garciadecastro@gmail.com

Miembro desde su fundación de la Asociación El Toro, me comenta cosas del fallecido Salva en su doble faceta de aficionado y ganadero; hablamos de Cenicientos y de Cadalso, donde estuvo hace unos años con unos franceses asiduos de la feria corucha, "en una terraza muy agradable, debajo de un árbol grande" (sin duda, El Tilo), y nos despedimos hasta un próximo encuentro en el que esperamos contar con nuestro amigo común.

Hombre sabio y, como tal, humilde, hace figurar en el contenido de su CD, este lema:



Nota: Publicado originalmente en el blog estrapicurciela
Comentarios a esta entrada

No hay comentarios:

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...