martes, 22 de junio de 2010

Ni prórroga ni asociaciones al poder



Diez asociaciones taurinas han dirigido a la Presidenta de la Comunidad de Madrid un documento titulado VALORACIÓN CICLO FERIA DE SAN ISIDRO Y ANIVERSARIO 2010, subtitulado UN FIASCO PREVISIBLE.- NECESIDAD DE UN CAMBIO EN LA GESTIÓN, en el que denuncian el muy pobre resultado del Ciclo, responsabilizan a Taurodelta S.A. y a la Comunidad de Madrid, y terminan proponiendo que se tomen seis medidas con carácter inmediato. (Digo yo que la primera medida que pudieron ellos adoptar para protestar por este fiasco previsible, era el boicot, por el simple método de devolver las entradas de alguna de las corridas en que ello era posible, para oprobio del C.A.T. y daño al bolsillo de Taurodelta).

Los lectores habituales de este blog conocen perfectamente mi opinión sobre Taurodelta y el Centro de Asuntos Taurinos. Los demás pueden hacerse una idea pinchando en la banda lateral la etiqueta  Cuento de Arreglos Taurinos.

Sentado lo cual, días antes de callarme definitivamente, denuncio que el citado documento tiene muy poco de "valoración" y huele mucho a "intereses particulares". Si obviamos la paja previa y nos centramos en la sexta y última de las medidas que se proponen, nos encontraremos con el quid de la cosa: participación de las asociaciones "en la gestión de la temporada taurina" y reforma en "la composición, representatividad y competencias del Consejo de Asuntos Taurinos de la CAM".



O sea, en román paladino: los dirigentes de estas asociaciones quieren entrar en el momio del Consejo y tener poder de gestión en la organización taurina de Las Ventas. Y esa no es la finalidad del asociacionismo.

Las asociaciones taurinas deben servir al mejor cumplimiento de sus fines, y no como instrumento de proyección personal de sus dirigentes y de su participación en mangoneos gerenciales. Sería preocupante que el presentador del documento, tan compuesto de nombre y apellidos, y que se presenta como mandatario verbal de las asociaciones, pudiera llegar a pintar algo en la gestión taurina de Las Ventas. Y digo que sería preocupante porque, además de su obsesión por el aspecto normativo del asociacionismo taurino, don J.L. M.-M. R. de T. tiene un concepto utilitarista del abono venteño, como reiteradamente señala en la tertulia radiofónica de El Albero, de la que es asiduo. En efecto, para él los malos carteles de la feria impiden que los titulares de los abonos puedan dedicarlos a las atenciones sociales, porque los invitados pueden sentirse menospreciados con tan pobre regalo. Con este pensamiento, no dudo que si le dejan meter mano en la cosa, en menos que canta un gallo, Las Ventas (al menos, la sombra) se convierte en Zona VIP.



Además, en estos tiempos de crisis, debe revisarse la financiación pública de las asociaciones de todo tipo, pues sería muy saludable que éstas vivan de las cuotas de sus asociados, de forma que los recortes presupuestarios deben empezar por la reducción o supresión de las subvenciones a partidos políticos, organizaciones empresariales, sindicatos, etc. Y en este "etc." deben incluirse las asociaciones taurinas (y las antitaurinas). De las diez asociaciones firmantes, en 2009 siete sacaron tajada del canon que paga Taurodelta a la Comunidad, en concreto, obtuvieron las siguientes cantidades (en euros):

Federación Taurina de Madrid7.220
Unión de Abonados Taurinos de Madrid5.890
Peña Taurina "Los de José y Juan"6.080
Peña Taurina "El 7"
Asociación "El Toro" de Madrid5.320
Club Taurino Madrileño
Asociación de Abonados de "Las Ventas"3.230
Peña Taurina "El Puyazo"2.660
Asociación Taurina "Casa de Córdoba"2.470
Peña Taurina "Los Cabales"

Sería peligroso también que se considerasen representativas estas asociaciones, mayoritariamente de abonados. La Comunidad no debe atender exclusivamente a los intereses de los privilegiados con abono, en perjuicio de los aficionados que aspiran a conseguirlo. Es más, la Comunidad debe llevar a cabo una profunda reforma del sistema de abonos, impidiendo que entidades mercantiles puedan ser titulares de los mismos y limitando a un máximo de dos (o de uno) el número de abonos a favor de un sóla persona, para así conseguir que en la condición de abonado prime el interés del aficionado sobre el interés mercantil de la invitación o la reventa.

Yo espero que la Comunidad niegue la prórroga a Taurodelta, suprima el malhadado C.A.T., desmantele los burladeros de callejón, elimine el carácter reservado del aparcamiento y dé publicidad a los nombres de los agraciados con pases de favor, con expresión de sus méritos para tal dádiva. Y cuando los dirigentes políticos de la Comunidad de Madrid deban pedir consejo en materia taurina, recaben la colaboración de aficionados, sean o no dirigentes de asociaciones, que estén dispuestos a darla de forma altruista, sin recibir siquiera una invitación o un pase de aparcamiento.

Addenda: Contra esta costumbre de la invitación con cargo a las arcas públicas, escribió en 1906 doña Emilia Pardo Bazán en La Ilustración Artística, proponiendo que fuesen “los años y servicios en materia de beneficencia título preferente para el reparto de billetes de convite”, o, en su defecto, “que los centros oficiales diesen publicidad a los nombres de las personas invitadas”. Cien años después, el progreso sigue sin preocuparse de esta "des-igualdad".

Nota: Publicado originalmente en el blog estrapicurciela

No hay comentarios:

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...