martes, 9 de marzo de 2010

La subvenciones taurinas: no es oro todo lo que reluce

Una de las protestas que ensartan machaconamente los antitaurinos, en su aburridísima letanía de siempre, se basa en el “escándalo” de las subvenciones que los entes públicos conceden para la celebración de espectáculos taurinos. Ellos hablan de cifras concretas según no sé qué tipos de informes; sin embargo, yo no tengo noticia de que el “frente taurino”, Mesa del Toro, o como se llame, se haya encargado -a modo de réplica- de realizar algún estudio serio sobre el particular a nivel nacional, complementado con dos análisis clarificadores: los ingresos públicos devengados por el espectáculo y, sobre todo, la comparación con las subvenciones dadas a otros sectores que caen bajo el ámbito del Ministerio de Cultura. Ya en una entrada anterior me referí, de refilón, al tema.

Hoy quiero ocuparme de las subvenciones concedidas en el ámbito regional de Madrid y, por extensión, de la política económica de la Comunidad de Madrid en materia taurina. Ya ofrecí un pequeño análisis de este asunto en relación con los presupuestos del año 2009. Hoy puedo completarlo con el año 2010, a la vista de los presupuestos aprobados por la Asamblea de la Comunidad de Madrid en diciembre pasado. Dejaré para una próxima entrada lo referente a la composición y actuaciones del “Cuento de Arreglos Taurinos”, de cuyos miembros ya he conseguido mayor información.

La simple lectura de la Ley de Presupuestos de 2010 ya nos pone en alerta, por la supresión de una disposición adicional que aparecía en las anteriores leyes presupuestarias, que era del siguiente tenor:
Gestión del canon de explotación de la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid.
La Comunidad de Madrid adoptará los acuerdos que fuesen necesarios para garantizar que la cuantía equivalente a los derechos reconocidos como consecuencia de la aportación del canon fijo, por parte de la empresa adjudicataria de la concesión de la explotación de la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid se destine a la mejora del edificio y de las instalaciones de dicha plaza, así como al fomento y promoción de la Fiesta de los Toros en todas sus dimensiones.
Ello no quería decir que la Comunidad fuese a dedicar ningún dinero público a la promoción de la “Fiesta de los Toros”; por el contrario, significaba lisa y llanamente que a tal menester sólo se dedicaría el dinero obtenido por el arrendamiento de la Plaza de Las Ventas, y ni un euro más. Como intenté demostrar en la entrada antes referida, ese “canon fijo” salía exclusivamente del “abono cautivo” de Las Ventas. En definitiva, las inversiones en la Plaza de Las Ventas y la promoción y el fomento taurinos salen exclusivamente de los bolsillos de los abonados cautivos y en modo alguno han supuesto nunca una mínima carga para los contribuyentes de la Comunidad de Madrid.

Es más, tampoco era cierto que el importe del canon concesional (5.175.000 €) se dedicase en su totalidad a los destinos fijados, puesto que la partida presupuestaria correspondiente al programa 093, denominado “Asuntos Taurinos”, destinaba 700.000 euros a burocracia pura y dura (de los cuales, más de 73.000 son para “altos cargos”, más las contribuciones sociales correspondientes). La distribución exacta del gasto del año 2009 era la siguiente:

Personal y Gastos corrientes700.965
Promoción y Subvenciones1.247.900
Inversiones en la Plaza de Toros3.191.900

Por su parte, el desglose de Promoción y Subvenciones es el siguiente:

Promoción367.900
Subvenciones880.000

Conocemos con exactitud cuál ha sido el destino del importe dedicado a subvenciones (a asociaciones, ayuntamientos y escuelas taurinas) porque el detalle se ha publicado en el Boletín de La Comunidad de 12/11/2009, pero es un misterio el destino pormenorizado de los 367.900 € de “Promoción”.

El responsable del programa 093 es el Director-Gerente del “Cuento de Arreglos Taurinos”, quien debería publicar el detalle de los gastos de “Promoción” y no una simple lista de los eventos celebrados. A mí lo único que me consta, es que en mayo pasado el citado Director-Gerente estaba más contento que unas pascuas porque había renovado el reloj de la plaza, que ahora se rige por GPS y… ¡está iluminado toda la noche!

Para el año 2010, posiblemente por los coletazos de “la crisis”, la asignación presupuestaria global para “Asuntos Taurinos” ha caído a menos de la mitad de los ingresos por “canon fijo” (que sigue siendo de 5.515.000 €), lo que permite a la Comunidad embolsarse 2.448.776 euros por la celebración de espectáculos taurinos en Las Ventas. La asignación presupuestaria para “Asuntos Taurinos” en 2010 queda reducida a 2.726.224 €, que se distribuye del siguiente modo:

Personal y Gastos corrientes736.921
Promoción y Subvenciones942.000
Inversiones en la Plaza de Toros1.047.303

La parte destinada a la burocracia no sólo no se reduce, sino que aumenta en un 5% hasta los 736.921 euros. Esto significa que, del total de gasto, se destina más de la cuarta parte a una burocracia absolutamente innecesaria. En cuanto a las actividades de fomento, es muy curioso que, a pesar del recorte presupuestario, aumenten en un 22% los dineros de la “Promoción”, mientras se reducen en un 44% los de Subvenciones. Este es el detalle:

Promoción450.000
Subvenciones492.000

El cuadro comparativo completo de los dos años es el siguiente:

En definitiva y a modo de conclusión sobre las “subvenciones” a los toros de las que tanto hablan los “antis”:

1º. La Comunidad de Madrid no pone un duro para la promoción y fomento de los toros, puesto que todo el dinero sale del canon concesional que, a fin de cuentas, pagamos los abonados cautivos. Al contrario, en 2010, la Comunidad de Madrid se embolsará directamente 2.448.776 € por la celebración de espectáculos taurinos en Las Ventas, que va a destinar a financiar otras actividades (quizás algunas en la que los “antis” tienen intereses económicos directos).

2º. La Comunidad de Madrid sólo destinó 600.000 euros en 2009 a la subvención directa a espectáculos taurinos; es decir un pírrico 11,5% del dinero pagado por el concesionario de la Plaza de Toros (5.515.000 €).

3º. En 2010, esa subvención directa queda reducida a menos del 6% (300.000 €).

4º. La “crisis económica” no afecta a los gastos de la burocracia taurina (que aumentan en 36.000 €), pero rebaja a la mitad las subvenciones directas. Aún mayor es el recorte, nada menos que un 67%, en las inversiones en la Plaza de Toros.

5º. Para cuando los “antis” exhiban sus cifras de subvenciones para la celebración de espectáculos en 2010, habrá que recordarles: por un lado que los 300.000 euros de la Comunidad de Madrid salen de los bolsillos de los abonados; y, por otro lado, que, de las subvenciones que para tal fin conceden los ayuntamientos, deben restarse esos mismos 300.000 euros, puesto que los ayuntamientos los destinan, a su vez, a subvencionar las novilladas que organizan.

Nota: Publicado originalmente en el blog estrapicurciela
Comentarios a esta entrada

No hay comentarios:

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...