sábado, 12 de septiembre de 2015

Exceso de volumen y déficit de casta... y de astas. Villa del Prado, 12 de septiembre de 2015

Villa del Prado mantiene una consolidada feria de novilladas en su fiestas de septiembre de la Virgen de la Poveda. Un mes en que se concentran muchas de las ferias de novillos de España: Calasparra, Arganda, Villaseca de la Sagra, Cadalso de los Vidrios, Algemesí o Arnedo, alguna de las cuales, como Arganda y Villaseca coinciden en fechas y cercanías con la pradeña. Y para este sábado de final de feria, se anuncian en la plaza de "Los Álamos" dos toreros veteranos y un novel, con una ganadería de encaste bodeguero. No es lo más apetecible, pero algo había que hacer para evitar las prefiestas cadalseñas de fin de semana.

No es esto, no es esto

El aficionado coincide poco antes de llegar a la plaza con dos paisanos con quien para a tomar un café en un bar también de cadalseños. La tarde es soleada y calurosa, el precio es módico, 14 euros, y el aforo se cubre en su mitad. Los vistosos programas de mano se han agotado, aunque no importa demasiado porque no contienen los datos de las cuadrillas ni de los novillos. La ganadería es la de El Montecillo, la que ha formado Paco Medina, tras vender El Ventorillo.

Rompe la tarde un novillo cuajado con grosero arreglo de defensas, que sale corretón y manseando. Se va hacía el caballo que hace la puerta, que cae, más por derrumbarse la cabalgadura que por empuje del novillo. Se va al de tanda y volvió al de puerta, con susto para un monosabio que no anda muy espabilado. Queda rajado y cerrado en palos, sin que los banderilleros se decidan a entrar al sesgo, como demandaba la condición del novillo. Corresponde su lidia y muerte a Gonzalo Caballero, en su cuarta temporada en el escalafón, un novillero que ha actuado diez veces en Las Ventas. Lo saca a los medios, pero el colorao a la tercera tanda se raja definitvamente. No anda afortunado el madrileño con los aceros.

El segundo también es sospechoso de paso por la peluquería, tiene buen aire y se deja lancear abriéndose. Flojea tras un volatín, y empuja sin poder en la única vara que le aplican. No planeta problemas en banderillas. Borja Álvarez está cómodo con la nobleza y blandura del castaño, y hasta el tercer intento no acierta con la estocada.

El tercero tiene apariencia de cebú y permite lucirse a Luis David Adame en el saludo. Mansea y topa en las dos entradas. Como torero mejicano, Adame hace un quite airoso. Y ahí acaba todo, porque el descastado morito se raja clamorosamente. Para no hacer el feo a sus compañeros, falla a espadas.

En el ecuador de la novillada, el aficionado piensa en la poca importancia del Reglamento Taurino. Esta tarde, los novillos no cumplen con la integridad exigida, y su peso excede del reglamentario, aunque en estas plazas no puede certificarse hasta después del arrastre, porque el límite está en 270 kilos en canal, equivalentes a 410 en vivo.

El cuarto es un ejemplar enorme, que no se emplea en el saludo, si bien empuja en el peto, aunque cabeceando. Espera en el segundo tercio y la presidencia decide cambiar el tercio con solo tres palos, "premiando" la poca actitud de los banderilleros. El novillo pasa, más por quitarse de delante la muleta de Caballero que por embestirla, calamochea y se frena. El mejicano pincha y despúes se la juega en la estocada, con el pitón derecho en el abdomen.

El quinto mete bien la cara en el capote, pero define su querencia en toriles. No se emplea en el caballo y cumple en palos. Borja Álvarez comienza de rodillas y se amolda a la noble y repetidora embestida del castaño por ambos pitones. Cuando el novillo se raja yendo a toriles, el alicantino aprovecha con inteligencia la querencia y bondad de la res. Una media tendida es suficiente para que doble y el pañuelo asome en la baranda presidencial.

El sexto deja hacer a Adame en el saludo y cumple en varas. El mejicano falla con las frías y realiza una buena labor con la muleta, facilitada por la noble condición y embestida humillada del novillo, mas no acierta con el estoque. El palco soslaya el pinchazo y la estocada delantera y atravesada y concede las dos orejas al hermano de Joselito Adame.

El aficionado sale con poca alegría del coso, ratificando el estancamiento de Caballero, lo bullidor de Borja Álvarez, la buena condición capotera de Adame, y la falta de casta del mal presentado, por mastodóntico, encierro de El Montecillo.

Cuadro de puntuación de la novillada de El Montecillo

LA  TARDE  A  TRAVÉS  DEL  VISOR

Las misses reparten caramelos


Alguacilillo

Dos nuevos en la plaza


Cambios de capote con el ganadero charlando con Gabriel de la Casa

Caballero da la llave de toriles al alguacilillo


El botijo pasó a la historia

El primero de la tarde, de puntas redondeadas...

...se vino al de puerta...

...que se derrumbó


El de tanda hizo la carioca para atizarlo

Estirándose lejanamente


Caballero, en medio de la vía...

y el novillo demostrando su masedumbre más absoluta

Sombrillas de playa en la solanera

Vecina de localidad

El segundo ya flojeó de salida

La carioca, una moda de los malos picadores

Otra vez por los suelos, tras voltereta

Falta de acierto

Caballero retrasa la pierna

 Pinchazo

Otra vecina de localidad...


...y más sombrillas de playa en el sol

Remate a pies de juntos de Adame al tercero

Bien por el picador y por el que colocó en suerte al novillo...

...que se fue al otro caballo

Chicuelina con trampa

Otro buen novillo... para el carnicero

Alivios

Este novillo tampoco quería pelear

Tras dos pinchazos

Colorido de las respetuosas peñas, alrededor de la charanga común

Tareas de acondicionamiento


Antonio Jiménez, pensativo

Caballero fijando al cuarto...


...que empujó con la cara alta


Otro buen novillo... para el carnicero


La cara arriba en palos...


...y muchos kilos de mansedumbre


El pitón derecho apunta al abdomen


Espectadora solitaria


La hora de la merienda


Remate del saludo de Borja Álvarez al quinto...


...que huía del peto


Poca cara para tanto volumen


Par aceptable, una excepción


El alicantino brinda a su cuadrilla


Desarme


Media, cerca de las tablas


Palco presidencial


El trofeo


Y otra vecina de localidad


Verónica de saludo de Adame al sexto


El varilarguero se recarga, el fotógrafo en el burladero de médicos y el médico fuera


Adame hunde el pie izquierdo en la arena...


...y cae. Oportuno quite del peón


Brindis a Paco Medina


Pinchazo...


...y Puerta Grande para Adame en tarde de luna llena

4 comentarios:

Afición corucha dijo...

Todos los años iba, pero este año con las ganaderías que habían puesto no gasto ni un euro. A tu pueblo tampoco...cuidado con lo de El Retamar que vi en fotos.

Miguel Moreno González dijo...

¡Cuántas vecinas de localidad! Así da gusto ir a los toros aunque éstos salgan grosera y chapuceramente astigordos.

cadahalseño dijo...

Las fotos a veces engañan, pero no es el caso de El Retamar que comentas.

cadahalseño dijo...

Miguel, es que desparramo mucho la vista. Falta de fijeza.

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...