jueves, 11 de mayo de 2017

Desapacible. Las Ventas, 11 de mayo de 2017

La Feria de San Isidro 2017 se estrena con tiempo desapacible y toros como el tiempo: inestables y destemplados. Si una de las características dominantes del ganado que sale hogaño a los cosos taurinos es su previsibilidad, desde luego la corrida de La Quinta no la ha tenido. Además, para disgusto de los de luces, no han colaborado al lucimiento estético, salvo en pasajes aislados. Con una media de sólo 505 kilos, ha lucido trapío del serio.

-
Los mejores momentos de la tarde. Natural de Javier Jiménez al 5º

Hacía cuatro años que no le veía. Al encontrarnos en el bar de Remi ha intentado contenerse, pero un ligero temblor en las mejillas ha delatado su emoción. Con más arrugas en la frente, pero buen color de cara, don Venteño me ofreció acompañarlo en su mesa.
-Ya ve, Cadahalseño, que no tiene que hacerme caso. Le aseveré que no volvía a Las Ventas y aquí me tiene culpable y confeso de mi falta de palabra.
Se giró torpemente para indicar a Remi que me sirviese un botellín y dejó reposar su espalda en el respaldo de la silla. Contesté:
-En realidad, don Venteño, donde ha venido usted es a Plaza 1. No busque otras novedades que todo sigue prácticamente igual, salvo las caras de los burladeros de la empresa. Hasta los antitaurinos han vuelto a echar su mierda sobre las esculturas de fuera. Más de lo mismo. Es su forma de argumentar.
Sacó de su chaqueta el programa de mano y, apartando su vaso de agua, lo tiró en la mesa con genio.
-Igual o peor. ¿Usted cree que este dibujo es de recibo? Y pone 'Mayoral'. ¡Puede haber peor homenaje a Florito que este adefesio!
Si tenía alguna duda de que se le hubiese suavizado el carácter, me la despejó en el acto. Traté de distraerlo.
-Bueno, eso son aspectos secundarios. Vayamos al grano de la tarde, que a mi lo que me gusta es hablar de toros cuando salgo de la plaza, y casi nunca encuentro con quién.
Llegó Remi con el botellín y una bolita de morcilla, dando un golpe amistoso en el hombro de don Venteño y, guiñándome un ojo, le dijo al oído:
-Sigue siendo usted un miura.
Se fue raudo para evitar un derrote. Don Venteño, meneando la cabeza de un lado al otro, me contestó:
-Hoy podemos hablar de toros, porque toros ha habido, No le digo que toros bravos, que de ésos no han salido. Pero deme usted a mí unos cuantos de éstos para cambiarlos en tantas tardes de bostezos. ¿O no está de acuerdo?
Procuré ser diplomático:
-En parte sí. La verdad es que esperaba una corrida dulzona, como las novilladas que he visto de La Quinta. Y de dulce, apenas. O a medias, como prefiera, porque algunos toros tenían dos personalidades. Especialmente ese quinto, 'Temeroso', un doctor Jekyll cuando embestía con el pitón izquierdo y un Mr. Hyde por el derecho, tanto que puso en fuga en tres ocasiones a un buen peón de brega como Abraham Neiro, buscando descaradamente su cuerpo por ese lado derecho. Javier Jiménez sólo lo citó una vez por ahí y casi se lo lleva, pero estuvo bien en las series de naturales. Y tuvo mérito en esa estocada, sorteando el gañafón.
Me interrumpió:
-No le niego que el de Espartinas no haya estado bien en el quinto, pero tenga en cuenta que el toro metía soberbiamente la cabeza por el izquierdo, humillado, buscando la muleta y con recorrido. No ha estado listo, porque se empeñó en alargar una faena que había llegado a su cénit, cuando el burel comenzaba a rajarse.
Se había arrancado y le dejé continuar:
-Eso que dice usted de la doble personalidad lo ha tenido también el primero, muy pastueño por el izquierdo, soso y sin humillar y metiéndose por el derecho. Poco pudo hacer Alberto Aguilar, que anduvo despegado en exceso. Y tampoco con el cornipaso cuarto, un toro sin entrega, pero al que aguantó y obligó a embestir.
Tomó el vaso y bebió desparramando la vista, en busca de buenos paisajes. Volví a Javier Jiménez.
-El sevillano volvía tras su éxito en agosto y su negativa a entrar en la Feria de Otoño y con tres toros tenia una oportunidad que ha perdido. Con el tercero anduvo desconfiado en exceso en los inicios de faena, perdiendo demasiados pases y sin tocar para ligar hasta que descubrió las posibilidades de 'Matajaca' por el izquierdo. Y el sexto, que toreó en sustitución de David Galván, fue muy deslucido, manso, defendiéndose y frenado, con el que solo pudo estar voluntarioso.
 -Quite, quite, que le ha salvado el gong de oír el tercer aviso, No se puede fallar tanto con el estoque, que ha entrado seis veces y, entre medias, ha dado dos golpes de verduguillo. Al usía, que es de la zona de usted, se le ha parado el reloj, si no...
Apuré el botellín mientras él me miraba con envidia.
-El que también se ha salvado es David Galván.
Le miré perplejo.
-¿Cómo puede decir eso después de haber ido a la enfermería?
Sonrió. 
-Pero hombre, demasiado poco le ha pasado después de la desastrosa lidia que han dado a ese segundo, un toro huidizo que metía bien la cara en el capote, pero que se ha maleado y encima se ha quedado crudo porque en la segunda entrada se ha escupido. Vamos a ver si hay seriedad, porque el Reglamento habla claramente de un mínimo de dos puyazos, y un refilonazo no lo es. Mal el presidente y torpe el gaditano por pedir el cambio de tercio. Ha desarrollado todo el sentido del mundo y Galván ha estado a merced de 'Presidiario'. Podía haber sido peor que ese golpetazo que se ha llevado. Por eso le digo que se ha salvado. Probablemente se ha notado que la corrida era cinqueña, Ya se sabe, el toro de cinco y el torero de 25, justos los de David.
Miré el reloj.
-Estoy muy a gusto con usted pero tengo que irme ya.
Me agarró del antebrazo.
-¡Alto ahí! Usted siempre con el tercio de varas y quiere irse sin hablar de él. Nanay. De aquí no sale hasta que me lo cuente.
-Tiene razón. Antes le diré que capote no ha habido, otro día más. En el peto, salvo el tercero, todos han manseado en más o menos grado, y todos, incluso ese tercero, han puesto siempre la cara por encima del estribo. Muy bien picó Agustin Romero al tercero y al sexto, y muy mal lo hizo Francisco Javier Sánchez al primero. ¿Contento?
Me soltó el brazo y me despidió.
-Ande, ande, que no quiero que se divorcie por mi culpa, que queda mucha Feria. Yo me quedo aquí con mi vasito de agua, por aquello de alegrarme la vista. Hasta mañana.
Cuadro de puntuación de la corrida de toros de La Quinta



LA  TARDE  TRAS  EL  VISOR
Comienza la Feria 2017 con nubarrones


Discreta entrada. El drenaje del ruedo pasó con éxito la primera prueba


Nombre de rebajas para el estreno


'Orejita' con la cabeza por las nubes


César del Puerto clava en la cara


Alberto Agular dejó demasiado hueco


'Presidiario' busca el cuello del aleluya

David Galván quedó inconsciente del golpe contra el suelo

'Matajaca' con el morro en el estribo

Abraham Neiro 'Algabeño' se deja ver


'Gaditano' pone el pitón en el hocico del jaco


'Temeroso´' busca las vueltas


Javier Jiménez sorteó con habilidad el fielato del de La Quinta


'Coquetón' también buscó los muslos del piquero 

No hay comentarios:

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...