sábado, 20 de agosto de 2016

Excálibur Colombo. Escalona, 20 de agosto de 2016

Escalona es un pequeño pueblo toledano que encierra mucha historia tanto de la villa como la del ducado que lleva su nombre. Como señal de su importancia en la Edad Media, conserva puente de piedra, edificios, murallas, puertas, castillo y un ordenado archivo municipal. Tuvo plaza de toros de fábrica, propiedad de un emprendedor local, en la que murió en 1930 Pedro Montes, un joven novillero de Portillo, en los pitones de un toro del ganadero cadalseño Ricardo Sáez. Hoy la feria taurina de las fiestas de San Roque se celebra en un pequeño coso portátil situado en las inmediaciones del pueblo, con amplia zona de aparcamiento.

Estocada de Enrique Colombo a su primer novillo

El aficionado y su compañero deciden matar la tarde del sábado bajado a Escalona donde se anuncia una “corrida de toros mixta”, un invento extraño que obliga a que el paseíllo lo encabecen cinco matadores: dos de toros, el titular y el sobresaliente, y tres novilleros: dos titulares y un sobresaliente. Los toros son del hierro de Alcurrucén y los novillos del de Sepúlveda de Yeltes. El matador de toros es Guerrita Chico, muy placeado por la zona, y los novilleros son Enrique Colombo, venezolano y residente en Escalona, y el madrileño de "Sanse", Álvaro García. Figura como sobresaliente de toros, Chapurra, un habitual en estos menesteres, y el ecuatorian Curro Baldeón en el apartado novilleril. Un cartel abierto de categorías, ganaderías y naciones.

La tarde es despejada y calurosa y la asistencia es reducida para el volumen de población de Escalona y alrededores en el mes de agosto. No hay peñas con charangas que distraigan al concurso y la comitiva de banda, misses y autoridad provocan un molesto retraso de 15 minutos.

La tarde pasa entretenida, pero con poca historia. En la memoria del aficionado quedan dos buenos recuerdos. A saber:
- el excelente juego del primer toro de Alcurrucén, nº 191, un cinqueño bien presentado que hizo cosas de corraleado. De hecho salió parado y emplazado y nunca se acercó a las maderas. Fue bravo en el peto, empujando fijo y metiendo los riñones, y noble y largo para la muleta, algo más corto por el pitón derecho.

- la ejecución, contundencia y colocación de Enrique Colombo con los aceros en sus dos novillos. Dejó la espada como enterrada en una piedra, tal cual fuera Excálibur.

En los tercios de banderillas de los dos toros, salían al ruedo los novilleros. Esto llamó la atención al aficionado, de que un novillero sin alternativa pueda actuar con toros de cuatro años. También salía Chapurra, al que Guerrita Chico no ofreció lancear.

Por lo demás, Hernán Ocampo "Guerrita Chico" anduvo digno con el capote y por debajo de la gran clase de su primer toro. El segundo de Alcurrucén, feo de hechuras, manseó y no propició lucimiento alguno al colombiano.

Colombo es profeta en su tierra, y tuvo el apoyo de los espectadores y de su peña, en particular. Mejores maneras con el capote que con la muleta, y espectacular con las banderillas,  algo que es del gusto de los públicos. En realidad, sus dos tercios de palos fueron demasiado rápidos y sin ajuste en el embroque.

Álvaro García Porras mostró poco oficio, lo que es lógico en esta etapa, pero muchas dudas, demasiadas, en su primer novillo, y esto sí es un grave defecto para cualquier torero, pero más si cabe en un novillero. Pareció sin sitio, pero una mala tarde la tiene cualquiera. Le perdonaron los tres avisos en el último novillo, absolutamente desafortunado con los aceros.

Los novillos de Sepúlveda de Yeltes, aquella ganadería “atanasia” que alcanzó su esplendor en los 80 y hoy entregada al monoencaste, no han resultado ni bravos ni buenos para los de luces. Solo el primero de Colombo ofreció embestidas por un pitón, aunque sin entregarse. Mal resultado pues, para el ganadero.


LA  TARDE  TRAS  EL  VISOR

Cartel de la Feria

Entrenado a los jacos

Alguna nube alivió la tarde

Entrada de los utensilios...

...y de los espectadores

Las misses se abanican

El numeroso paseíllo

Primero de la tarde, cinqueño

Saludo de Guerrita Chico

Brava pelea del nº 191

El toro acudió a palos

Ayudado

El de Cali pasea las orejas

Juan Lamarca, seguidir de Colombo

Primer novillo de la tarde

Verónica de Colombo a un toro sin clase

Par sin ajuste

El picador, con vocación de rejoneador, en los medios

Cite para el derechazo

Paseo de las orejas, con un niño de su peña

Atención en los tendidos

Segundo novillo de la tarde

Verónica de Álvaro García

La cara alta en el peto

Buena brega de El Telín (eso pone en el capote)

Natural de buen corte

La banda al sol

Segundo toro de la tarde

Chicuelina de Gerrita Chico

El picador aprovecha la defensa en tablas

Inicios de la faena

Aspecto de la sombra

Remate del saludo de Colombo a su flojo segundo novillo

El picador descabalgado

Chicuelina del quite de Álvaro García y el novillo por los suelos

Par de Colombo desde las lejanías

El beneficiado con el brindis

Estocada de Colombo

Cadalseños por Escalona

Último novillo de la tarde

Chicuelina de Álvaro García

Otro picador rejoneador

1

Par de medio lado

Otro natural ayudado

El calvario del novillero madrileño

La imagen de Guerrita Chico y Colombo saliendo a hombros

No hay comentarios:

Agustín Ríos, 'el de Cádiz', in memóriam. Las Ventas, 24 de septiembre de 2017

El tercer "desafío ganadero", como era de prever, ha estado más concurrido que los dos anteriores, porque se ha programado como p...