domingo, 2 de agosto de 2015

La de Pedraza de Yeltes en Saninaziyuek. Azpeitia, 2 de agosto de 2015

La noche en Orio ha sido excelente y la mañana permite el baño en un inusualmente cálido mar Cantábrico. Desde allí hay una sinuosa carretera que bordea la costa y lleva hasta el Monte Igueldo, desde donde se contempla una preciosa vista de San Sebastián y su atestada playa de la Concha, sin una nube en el horizonte. Tras la comida en Tolosa, el desplazamiento hasta Azpeitia discurre por uno de los más preciosos valles que haya visto el aficionado.

El poderoso “Burrimicio” levanta en vilo al caballo

La tarde es soleada, calurosa y con algo de viento. El aficionado comparte tendido de sol con un aficionado de San Sebastián, confeso madridista, y observa la distribución de las cámaras de C+ que retransmiten en directo la corrida de Pedraza de Yeltes. Gracias a ello, es posible por fin disponer un programa de mano, que ha editado por el canal televisivo.

El primero de la tarde está bien presentado y se ovaciona de salida por tal motivo. Sin fijeza, busca la salida y no se queda en el capote de Javier Castaño. En el caballo empuja con la cara arriba, el picador le da un puyazo largo, que impide poder ver una segunda vara. Los afamados banderilleros Ángel Otero y Fernando Sánchez no tienen su mejor tercio, aunque se aplauden los contundentes pares, aunque pasados, del primero. “Bilanero” queda a la defensiva, cabeceando y rajándose posteriormente; manseando, en una palabra. El salmantino deja media estocada, con desarme, y liquidó al castaño de un golpe con el descabello.

También tiene buen aire el segundo, que está más centrado en el saludo que su hermano. La vara que le administra Óscar Bernal es larga, castigándolo y tapando la salida. El aficionado no entiende como en una feria torista no se cuida el tercio de varas, administrando el castigo para poder ver al menos dos entradas al caballo. Se luce con las espabiladeras Domingo Siro, que saluda. El toro es noble y humilla, pero flojea. Juan del Álamo corre bien la mano en su estilo agachado y largando tela, con muchas tandas por el derecho, destacando los pases de pecho. Un pinchazo sin soltar al encuentro, y una estocada rinconera le valen para pasear una oreja.

El aficionado celebra la buena presencia también del tercero, que tarda en acudir y obliga a López Simón de ir a por él, para rematar el saludo en los medios. El puyazo de Tito Sandoval, que ha cambiado de matador, es bueno, toreando en el cite y limitándose a sujetar con la vara. A pesar de ello, vuelve a cambiarse el tercio con una sola entrada. “Niñeto” aprieta para los adentros y obliga a tomar el olivo a los peones con susto incluido para el de brega. La faena del madrileño es templada y vertical, basada en el pitón derecho, con remate final con la zurda y una tanda de manoletinas. La estocada deja al toro patas arriba. El palco agravia al matador, concediendo el mismo trofeo que a Juan del Álamo, tras una fuerte petición de la segunda oreja.

El cuarto no desmerece de los anteriores en presencia, pero no se emplea en el saludo de Castaño. Toro poderoso, derriba a pulso en la primera entrada, y entra por dentro y al relance en la segunda, quedándose en el peto. El segundo tercio es más que discreto. “Burreimicio” mete la cara humillado, aunque siempre con querencia a toriles. Javier Castaño se reencuentra consigo mismo, lo que congratula al aficionado, aunque no termina de redondear la faena a un toro que cuando entraba se entregaba en su embestida. No acertó el salmantino con los aceros y se premió al toro con una exagerada vuelta al ruedo, no solo porque se rajase al final, sino también porque siempre anduvo con amagos a su querencia a toriles

El quinto es el único cinqueño y negro del encierro. Mete bien la cara en el saludo de Juan del Álamo. “Meloso” se emplea en la única vara que por desgracia le dan. Queda con poder en banderillas y en la muleta, sin que el mirobrigense termine de acoplarse con él. Al aficionado le queda la duda de si una segunda habría ayudado al coleta. Lo pasaporta de pinchazo y estocada.

López Simón no se acopla en el recibo al sexto, que se queda en el peto, pero sin empujar como sus hermanos. Persigue en palos y resulta complicado y protestón. El de Barajas está firme y solventa con suficiencia los problemas. El manso “Pórtico” se aconcha en tablas y hace pasar la de Caín al diestro, que no oye el tercer aviso por la benevolencia del palco.

El aficionado sale contento de la Feria, especialmente de esta última corrida, en que el imponente y poderoso encierro de Pedraza de Yeltes ha dado buen juego en conjunto, y la terna ha estado a la altura, especialmente un López Simón en momento dulce, con la enorme mancha de no haber dejado disfrutar de un completo tercio de varas. Con las últimas luces del domingo, el aficionado y su esposa se despiden de Azpeitia y ponen rumbo a Vitoria.

Cuadro de puntuación de la corrida de Pedraza de Yeltes

LA  TARDE  TRAS  EL  VISOR

San Sebastián y la playa de la Concha en domingo soleado

Programa del día

Canal + Toros en Azpeitia

Elegantes caballo y caballero

Tercer y último paseíllo de la Feria

Mulilleros haciendo escuela

A la caza de la llave de toriles

El ganadero recoge el premio de la Feria 2014...

...y un Juan del Álamo, el suyo

El primero de la tarde, 590 kilos

“Bilanero” empuja en el caballo de Fernando Sánchez

Ángel Otero, contundente y pasado

La cara siempre alta


El tendido de los franceses

Remate del saludo de Juan del Álamo al segundo

Óscar Bernal afloja el castigo sin dar salida

Domingo Siro deja el tercer par a “Medicero”

El de pecho

Entre tanda y tanda de Juan del Álamo, López Simón ensaya

Estocada sin pasar

Fumando espero al...

...tercero de la tarde, 590 kilos

Tito Sandoval sujeta y no barrena a “Niñeto”

Manuel Izquierdo toma el olivo

Su propio capote hace el quite a César del Puerto

López Simón se ajusta vertical en el derechazo...

 ...en el natural...

...y en el cambio de mano

Estocada entrando por derecho

Fuerte petición con publicidad incluida

López Simón recoge el escaso premio de un apéndice

“Burreimicio”, 590 kilos

Remate del saludo de Javier Castaño

Alberto Sandoval no consigue meter las cuerdas...

...el de Pedraza derriba...

...y todo acaba en un susto

De nuevo problemas en la segunda entrada

Los problemas de Marco Galán con las frías

Pase de pecho para dentro

Javier Castaño pincha una buena faena

Burladero de mayorales

Tarde de abanicos

El único negro de Pedraza, 590 kilos y 6 yerbas

Paco María levanta la mano a “Meloso”

Música para banderillas

Agustín Serrano en fuga

El estilo de Juan del Álamo

Estocada al segundo intento


Aficionadas atentas al ruedo y periodista escribiendo

Tablilla del último de la Feria

Los vuelos del capote

“Pórtico”, 570 kilos

Ángel Rivas atraviesa el jaco

Natural de Lopez Simón con la pierna adelantada

Los problemas de López Simón con un toro aconchado

El respetable reconoce la labor...


...de López Simón

Fin de Feria

Portada del libro-programa de la Feria

Cuadro resumen de la Feria

En Vitoria con el Celedón

4 comentarios:

Miguel Moreno González dijo...

Enhorabuena por las crónicas tan amenas y esas fotos tan ilustrativas de toros y paisajes. Se me habían pasado un poco las ganas de subir por allí, pero gracias a tu precisa divulgación del entorno y de sus gentes he recuperado parte de ella. Todo es ponerse...
Por cierto... Las mulillas si llevan la bandera de España.
Y qué guapos estáis con el Celedón, obviamente Paquita mucho más que vuestra merced.

Anónimo dijo...

Estas en todo Miguel, hasta en las banderillas, eres una eminencia

Anónimo dijo...

Que no he firmao, soy Antonio

cadahalseño dijo...

Gracias Miguel , especialmente por lo de la belleza. Las banderitas de las mulillas tienen la franja central blanca. Serán del Atleti

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...