sábado, 1 de agosto de 2015

La de Ana Romero en Saninaziyuek. Azpeitia, 1 de agosto de 2015

El aficionado y su esposa regresan por la tarde a Azpeitia, después de un paseo nocturno por el casco viejo de Bilbao y una visita matinal al Guggenheim, subida en funicular a Artxanda, paseo por la Gran Vía, comida en Getxo y subida al Puente Metálico. Antes de entrar en la plaza, café y copa en la taberna Juantxo-Txiki, con música de pasodoble, camareras guapas y simpáticas y el final de la Clásica de San Sebastián en la televisión.

El encastado tercero obligó a la permanente atención de todos

La tarde es soleada, agradable y sin viento. El aficionado toma asiento entre una pareja de jóvenes aficionados madrileños y un francés de Mont de Marsan que no sabe una palabra de español, en justa correspondencia con la ignorancia absoluta del francés que tiene el aficionado.

El primero de Ana Romero está en tIpo, es bonito y mete la cara en el saludo de Juan Bautista. El diestro deja a su picador que administre el castigo a modo para después pedir el cambio. Algunos aficionados lo censuran. Los banderilleros son eficaces y P. González es aplaudido. ”Marquito”, aunque sin humillar, sigue el trapo y evidencia un buen pitón izquierdo. Bautista cita siempre al hilo, oblicuo y enseñando los vuelos. El buendía termina rajándose y el francés necesita de dos pinchazos y una estocada baja. Al aficionado le sigue admirando el silencio con que se presencia en Azpeitia la faena y la suerte de matar. A ello contribuye, sin duda, la ausencia de peñas.

Esta vez Manuel Escribano no se va a la puerta de chiqueros, pero recibe al segundo con larga de rodillas y lo saluda con temple y paso atrás. Al igual que en el primero, el sevillano deja al toro en el peto para luego pedir el cambio. “Carbonero” echa la cara arriba y hace sonar el estribo. Es tardo en palos y Escribano clava pasados los dos primeros palos. El aficionado no alcanza a entender por qué muchos espadas cogen los garapullos para realizar la suerte tan mal. Escribano torea en figura, con la pierna retrasada, citando torcido y sin estrecheces. Abusa del redondo y solo da una tanda con la zurda. Tras pinchar deja una rinconera.

El tercero es bonito de cara, y humilla en el saludo con paso atrás de Arturo Macías. “Clarinero” es codicioso y persigue a Martín Antequera, al que saca fuera del burladero. Entra al peto econ la cara arriba, para humillar después en este tercer monopuyazo de la tarde.El mejicano trata de lucirse con un quite variado. El aficionado agradece siempre la intención y variedad que el toreo mejicano trae siempre a nuestras plazas. El cárdeno es encastado, a la par que noble: un toro de ensueño, al que Macías lamentablemente echa para fuera, destoreando en una faena larga (el primer aviso sonó antes de entrar a matar) y basada en la derecha, con susto por confiarse incluido. La estocada queda contraria y el pitón derecho voltea al diestro, para enganchar también a Martín Antequera. Necesita de dos golpes de cruceta, después del segundo aviso, para pasaportar a este extraordinario “Clarinero”, que no tuvo toda la suerte que merecía con el matador que le tocó.

El cuarto es gachete, y se le protesta de salida por blando. Cuidado en el caballo, sin emplearse, blandea en palos. Juan Bautista se destoca en los medios para brindar al público, pero aborta la acción por las protestas del respetable. El toro, de tan dulcísim,o resulta empalagoso al paladar de aficionado que no da la más mínima importancia a la labor del francés, que puede, si quiere, pasarse a “Fortuito” por debajo de la pierna. Citando a recibir en las rayas, pincha y repite el intento que se salda con una gran estocada.

El quinto se frena inicialmente en el saludo, para desplazarse después en los lances de paso atrás de Escribano. El varilarguero no acierta a clavar en la primera entrada y es incapaz en la segunda. De nuevo, los pares de Escribano son pasados. El andaluz brinda a Uranga, propietario de la ganadería del siguiente día, y realiza una faena vulgar a un “Cortinero” que responde al toque sin excesiva codicia. Manuel tiene algunos desencuentros con el director de la banda, porque tarda en arrancarse. Tras pinchazo y carrera cobra una estocada desprendida.

De la música, al aficionado le gusta especialmente la marcha pamplonica que interpreta a ritmo de vals.

El último de la tarde es ancho de pecho, pierde las manos llamativamente y no se emplea en caballo. En el segundo tercio sigue perdiendo las manos y se cuela dos veces a Martín Antequera, que vaya tardecita que lleva. Sus compañeros dan un auténtico mitin con los palos, con absoluta falta de dignidad profesional, que el palco premia cambiando el tercio son una sola banderilla clavada en la piel de “Marismeño”. Macías se topa con un toro deslucido, que se cuela por ambos pitones y se limita a estar delante. Lo liquida de estocada buena, tras pinchazo.

Al aficionado no le gusta demasiado la pastelería y por eso no sale contento con el juego de estos buendías, más nobles que encastados, ni con la comodidad de los de luces. Pero el recuerdo de ese buen “Clarinero” le acompaña en su viaje hacia Orio.

Cuadro de puntuación de la corrida de Ana Romero


LA  TARDE  A  TRAVÉS  DEL  VISOR

Bilbao

Programa

Tarde soleada

 Lanzamiento de la llave de toriles

Tablilla del primero de la tarde

Juan Bautista remata el saludo

La cara muy alta y la puya en su sitio

“Marquito”

Rafael González pone el tercer par

Cite

Intento sin pasar

Aficionados franceses

Segundo de la tarde

Primer capotazo de Manuel Escribano

El piquero se recarga sobre “Carbonero”

El capote arriba y la cara abajo

¿Pasado? No, lo siguiente

Destoreo con la diestra...

 ...y con la izquierda

Encontronazo en la suerte de matar

A RV lo pusieron a madurar al sol

Tercero de la tarde

“Clarinero” sacó del burladero a Martín Antequera

Dando a placer

Farol en el variado quite de Macías

El de Ana Romero no dejaba florituras

Entrega en la embestida

El mejicano se vuelca y el pitón alcanza el muslo

Segundo susto para Martín Antequera

“Clarinero” vendió caro el pellejo hasta el último momento

El tradicional Zorztico Fúnebre

Saludo de Juan Bautista al cuarto...

...al que el piquero cerró contra las tablas

Par caído y contrario de Lisita

“Fortuito” permitió todo al francés

Bautista cita a recibir en las rayas

Aficionada azpeitarra

Salida del quinto

Verónica de Escribano

Fijeza en el peto

Par caído del sevillano

Final de la faena de muleta. Ya había que provocar y tirar de “Cortinero”

Particular forma de perfilarse...

...que no debió de gustar mucho al de Ana Romero

Último de la tarde...

...que flojeó en el saludo...

...en el peto...

...y en el quite

Falta de profesionalidad

Alivios de Macías

Contraste con la tarde anterior: todos salieron a pie

No hay comentarios:

Agustín Ríos, 'el de Cádiz', in memóriam. Las Ventas, 24 de septiembre de 2017

El tercer "desafío ganadero", como era de prever, ha estado más concurrido que los dos anteriores, porque se ha programado como p...