viernes, 4 de octubre de 2013

El Cid borda el toreo. Las Ventas 4 de octubre de 2013

Si alguien siempre está dispuesto a dar la cara en Madrid, ese es Manuel Jesús El Cid. Para algunos, un derroche injustificado de oportunidades por parte de la empresa. Si tuvieren razón, apúntese un tanto Taurodelta, que falta le hace. Porque los sufridos abonados de Las Ventas del Espíritu Santo necesitamos una alegría de vez en cuando que nos redima de tantas tardes insufribles.

Y la dicha ha venido de la mano del de Salteras, cuando menos se esperaba. Si en el flojo y aborregado segundo anduvo de vulgar enfermero, la faena al quinto fue completa y magistral.

"Verbenero" (salvado el error ortográfico de la tablilla), de salida discreta, era un novillete, sin morrillo y escondido detrás de un perchero. Cumplió sin más en el peto y El Cid se decidió a hacer el quite tras la segunda entrada. Un quite por delantales templadísimo, llevando muy toreado al de Victoriano del Río. Se animó Fandiño a hacer el que le correspondía, por gaoneras ajustadísimas. Y replicó El Cid con lentas verónicas rematadas con una excelente media. El toro embestía con clase y son, aunque sin entregarse humillado. Toreo bellísimo de capote, rivalidad entre toreros, atronadora ovación. Tras un pésimo tercio de banderillas del Boni, El Cid no se lo pensó y, tras brindar al respetable, citó al castaño desde los medios con la franela en la zurda. Y sin cambiar de mano cuajó tres inolvidables series de toreo puro en el cite y en el remate atrás, vertical, templado y ligado, salpimentando los naturales con trincherillas, pases de pecho y del desdén. No hubo naturales largos de mano baja porque "Verbenero", aunque boyante, seguía saliendo con la carita alta las más de las veces. Bajó la intensidad en una serie con la derecha, para ir a por la espada de verdad y dejar de nuevo su sello personal en una postrera tanda con la izquierda que remató con un desplante genuflexo. La plaza estaba entregada y respondía al esfuerzo arrebatado del diestro. Y se cumplió el pronóstico extendido en la plaza. El ¡oh! del desencanto salió de miles de gargantas cuando el sevillano pinchó en la suerte contraria. Lo volvería a hacer de nuevo y golpearía con rabia la barrera, antes de enterrar el estoque al tercer intento. Algunos pidieron la vuelta al ruedo para el burel, premio que habría sido excesivo para un toro de escaso trapío que, siendo bueno, no hizo una pelea extraordinaria en varas ni se entregó completamente en su embestida. Se recuperó la vuelta al ruedo para aclamar al torero que nos deleitó con el toreo clásico y eterno. Bien, también, por la afición.

El Cid empuja, el estoque no entra, la Puerta Grande, otra vez más, se desvanece

Lo demás ha quedado eclipsado. Sebastian Ritter tomó la alternativa, sin más destello que la estocada a su primer toro y el esperado Iván Fandiño, al que se sacó a saludar al inicio del paseíllo, cortó una oreja al tercero, por una labor que empezó con decisión y verdad y que fue a menos. Anduvo muy seguro, especialmente con la espada, cobrando dos buenas estocadas entrando por derecho. Los toros de Victoriano del Río (y Cortés, tanto da) estuvieron bien presentados, incluso exagerados de arboladuras, fueron flojos y nobles los dos primeros, colaboró el tercero, manso el quinto y descastado el sexto.

Nos fuimos hablando de toros y no del tiempo ni del fin de semana. Eso lo dice todo.

Cuadro de puntuación de la corrida de Victoriano del Río (3) y Toros de Cortés (3)
(Cada aspecto está puntuado de 0 a 5, y la nota media es ponderada,
 al no tener todos los aspectos el mismo peso en la puntuación)

"Ebanista" el serio toro de la alternativa de Sebastian Ritter

Luis Manuel Viloria, de pie, para a "Ebanista"

El padrino cede los trastos al toricantano

Lo mejor de la faena de Ritter fue la estocada

Manuel Jesús Ruiz se recarga sobre el flojo "Botellero"

Fandiño no perdonó un quite. En este caso por chicuelinas al segundo

David "Pirri" arriesga para dejar un par reunido en lo alto

El Cid acierta en su primero

Pepe Aguado clava a "Cantaor", a caballo atravesado

Jarocho en apuros tras ser volteado a la salida de la segunda vara

Pedro Lara se asoma al balcón. Los pares anteriores habían quedado desparramados

Fandiño dio distancias y ventajas al inicio de la faena

Fandiño se vuelca sobre el morrillo y logra una gran estocada

Juan Bernal cita correctamente en la segunda entrada de "Verbenero"

Quite del Cid por delantales. Verbenero sale con  la cara alta

Gaoneras de Fandiño y "Verbenero" de nuevo sale con la cara alta

El Cid remata con una gran media la réplica a Fandiño, sin que termine de humillar el toro

El Boni toma la calle de enmedio

El Cid da distancias con la zurda

Toreo vertical y añejo

A la tercera, El Cid consigue la estocada

Clamorosa vuelta al ruedo, con montera y rosa

Rafael Aguado tapando la salida a "Candidato"

Quite de Ritter al quinto, algo enredado, con el capote a la espalda

Jarocho arriesga en el tercer par al quinto

Fandiño vuelve a atracarse de toro

Antonio Muñoz tampoco cito bien. "Medianillo" con la cara alta

Martín Antequera cita al sexto. Obsérvese la envergadura de cornamenta

Ritter cita con ventajas al natural

El Cid sale por el patio de caballos. La Puerta Grande, cerrada

No hay comentarios:

La ganadería de Juan Luis Fraile en los Sábados Taurinos de Cadalso de los Vidrios

La última charla del ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural de Cadalso de los Vidrios , se dedica a la ganad...