domingo, 17 de agosto de 2014

PALHA , en riesgo de anunciarse con las figuras. Almorox, 17 de agosto de 2014

El torismo vuelve a Almorox”, anuncia el cartel de la Feria. “Almorox, capital del Valle del Terror”, pregona un megáfono en los alrededores de la mínima plaza portátil. Como se está innovando mucho últimamente en los carteles, ya sea con “desafíos ganaderos”, manos a manos con toritos debajo del brazo, o mixtos de rejoneador y figura pie, no debe extrañar una corrida concurso de “3 x 2”. No crea el lector que se trata de una oferta de hiper, sino de 3 ganaderías con dos toros cada una. Al aficionado le interesa especialmente el reencuentro con los toros lusos de Palha, de los que aún conserva en la memoria los nombres de aquellos toros superiores lidiados en las Ventas en 2007, 2008 y 2009: "Rabosillo", "Rachido" y "Camarito", respectivamente. Precisamente fue Sánchez Vara, uno de los actuantes en Amorox, quien lidió aquel torrente de bravura corrido en la feria de San Isidro de 2007.

Los protagonistas de la corrida concurso

En los carteles publicitarios del exterior aparecen fotografiados los toros, pero en el interior del coso no se dispone de una mínima referencia, ni en forma de papel-programa ni en forma de tablilla, algo siempre útil, pero imprescindible en una corrida de este tipo. El aficionado, de nuevo muy bien acompañado, se retrata en taquilla y, sorteando espectadores, logra acomodo en una barrera donde un sol de justicia castiga durante la primera parte del festejo.

Tras los prolegómenos de rigor, sale un berrendo aparejado de Prieto de la Cal, con brochas por pitones, que ni humilla ni se entrega en el saludo de Sánchez Vara, para entrar tres veces andando al peto y empujando con la cara a media altura. El diestro toma dos veces el olivo con los palos y remata con un par al violín. El toro queda parado y a la defensiva para la muleta y el alcarreño anda cauteloso, para terminar liquidándolo de un sartenazo.

El segundo, del mismo hierro, jabonero y terciado, padece una cornada en el brazuelo y apenas puede sostenerse en pie, seriamente lastimado, a pesar de lo cual derrota con fiereza en la barrera. El pañuelo verde preludia la salida de tres cabestros que lo hacen regresar a corrales.

El sobrero, meleno y feote, pertenece a uno de los tres hierros del concurso, el de Toros de Saboya. Sale rematando en tablas y cuando comienza a estirarse  Joselillo con el capote, le desarma y queda a su aire. Empuja muy fijo en el peto con la cara a media altura, en un puyazo muy largo. Por desgracia, no puede verse en una segunda entrada. El aficionado piensa que lo de corrida concurso debería ser algo más que pintar de modo extraño el ruedo. Martín Antequera brega con solvencia y solo hay dos entradas con los palos, la presidencia sabrá el porqué. En el último tercio, el morito se desentiende de la pelea y el vallisoletano se limita a estar delante, para finalizar con molinetes, pinchazo y media estocada.

El tercero, de Saboya,  es castaño, sospechoso de pitones, apretado de carnes, corto de cuello y lleva tres cornadas en el lado derecho y una en el izquierdo. El aficionado deduce que corrida de ganaderías distintas y encierro no hace buena mezcla. Mansea en el primer tercio y Sánchez Vara solventa el segundo con dos pares pasaditos y otro violín más. El burel no da posibilidades en la muleta, y lo pasaporta de una delantera y tendida.

El cuarto, también de Saboya, sale lisiado de su pata izquierda, sin aptitud para la lidia, pero el palco, insensible, lo mantuvo en la arena.  

La tarde está deslizándose y al aficionado solo le consuela la grata compañía. Sus esperanzas están depositadas en los dos de Palha que aguardan en chiqueros.

El quinto es un toro armónico, que no remata en burladeros, pero mete bien la cara en el capote. Entra tres veces con alegría al peto, pero, raudo la tres, se va de naja. La plaza se sorprende cuando un banderillero, Raúl Ramírez, se sitúa con una garrocha delante de Sánchez Vara, que tiene los rehiletes en la mano, y de forma limpia salta por encima del toro, para seguidamente el matador clavar el par. El garrochista se llama Raúl Ramírez y ya realizaba la suerte en los festejos de recortadores. El nº 143 queda nobilísimo y templado para la muleta, y permite estar muy a gusto al diestro, que, acostumbrado a lo duro, peca de encimismo, ahogando a menudo la pastueña condición del toro. La estocada queda caída, aliviándose en la ejecución. De forma sorprendente se conceden los máximos trofeos al coleta, se da la vuelta al ruedo al toro (manso en el caballo y sin fiereza en la muleta) y el mayoral accede a la invitación de acompañar a Sánchez Vara en el paseo.

El sexto tiene trapío, acarnerado de cara, es playero y de romos pitones. Toma bien los vuelos del capote y empuja con la cara a media altura en la única vara que recibe. Anda bien en palos y resulta excepcional en la muleta por ambos pitones, y haciendo el avión por el izquierdo, con una embestida franca y codiciosa. El aficionado lamenta no haber podido verle más en el caballo. Joselillo anda firme pero excesivamente despegado con un animal que, en manos más expertas y decididas, habría sido de triunfo clamoroso. La estocada queda también caída, y vuelven a concederse los mismos honores que en el quinto, a torero, toro y mayoral.

El aficionado abandona el ruedo, aceptando al invitación de sus amigos almorojanos para aliviar al sed, pensando que los toros portugueses han levantado una tarde que se despeñaba por el precipicio, que los picadores, en general, han estado a la altura del tipo de festejo que se anunciaba y que don Joao Folque quizás ha dulcificado su ganadería, hasta el punto de que corre el riesgo de que se la toreen las figuras.
- ¿Y eso es malo?
- Depende.
Cuadro de puntuación de lo corrida concurso de Almorox
(Cada aspecto está puntuado de 0 a 5, y la nota media es ponderada,
 al no tener todos los aspectos el mismo peso en la puntuación)

Cartel de la feria

Corrida grande en plaza pequeña

El tapón de la botella de champán con los hierros del concurso

Desfile de la banda y de las "sevillanas" misses

Esto es España

Un palco grande para una plaza pequeña

Paseíllo en L

El ganadero, Tomás Prieto de la Cal

La Marquesa de Seoane no faltó para ver sus toros

Sánchez Vara poniendo en suerte al primero

Muy alta la cara del "veragua"

El picador cita a un toro puesto en su sitio. Pocas veces puede verse esto

Se le fue la mano al de Guadalajara

El jabonero, con una cornada en la mano derecha

Muchos años en esto

El sobrero

No acertó el piquero

Rafa Carlevaris, un maestro

El segundo bis quería saber poco de muletas

Media de remate de saludo al tercero. Pueden apreciarse tres de las cuatro cornadas que llevaba

Citando al castaño

Feo era un rato el de Saboya

Enrique Martinez "Chapurra", el sobresaliente

Cuarto de la tarde

No metió la cara abajo

Joselillo en la suerte suprema

Meditando

Quinto

Citando, pero sin dar los pechos

El de Palha era tan pronto para acudir como para irse de naja

Raúl Ramírez preparado para el salto de la garrocha

17082014-K91H5287
Imagen tomada del blog de Rafa Carlevaris

Clase en la embestida, pero con escasa codicia

Sánchez Vara se va y clava caído

Vuelta al ruedo al manso quinto...

... el matador con el rabo y el mayoral da la vuelta, todo un despropósito

Raúl Ramírez, buen recortador y buen saltador con la garrocha

El acarnerado y romo sexto

Empujó con la cara a media altura

Playero el toro y con cara de pocos amigos el de brega

Joselillo iniciando la faena de hinojos

ç
No necesitaba tantos alivios

Todos a hombros

La antigua plaza de toros de Almorox

El remate de la tarde

La aportación a la causa

Nota:  Excelente reportaje gráfico de la tarde en el Blog de Rafa Carlevaris

6 comentarios:

Afición corucha dijo...

Con todos mis respetos, creo que la capital del valle del terror está más que demostrada cual es. Está bien que quieran competir con Cenicientos, pero creo que a esa corrida le falto muchísimo para igualar a la corrida de Juan Luis Fraile en Cenicientos, mismamente.
Este año a Cadalso volverán novilladas fuertes, mejor presentadas que esa corrida de Almorox.
Saludos¡¡

Anónimo dijo...

Algunos toros como el jabonero se lesionó en el encierro y el berrendo encastado me gusto . Los de palha muy Domecq .


Anónimo dijo...

Enorme Sanchez Vara en Almorox.Lastima que los toros sufrieran tanto el encierro.

cadahalseño dijo...

Bueno es que los pueblos compitan por el protagonismo del toro y de la seriedad de los festejos, con mayor o menor fortuna.
La intención era buena, pero juntar hierros en un encierro tiene riesgos.
Así es, lo de Palha tuvo, sobre todo "toreabilidad".
Sánchez Vara siempre ha dado la cara, y merece el mayor de los respetos, como todos los toreros humildes que tienen que pechar con lo que les echen y donde les echen.
Saludos.

Anónimo dijo...

Buenas tarde, José Luis.

Con respecto al transcurso del encierro debo indicarte que los toros no se "mezclaron" por ganaderías puesto que salieron a la calle de dos en dos acompañados por cabestros. Primero los de Saboya, segundo los de Prieto de la Cal y, por último, los de Palha.
Lo que pudo suceder es que se juntasen todos los toros en los corrales (eso yo no lo puedo confirmar)lo cual no tiene nada que ver con el encierro en sí.

cadahalseño dijo...

Muchas gracias por la aclaración. Quizás el problema sea evitar que se junten después en los corrales.
Un saludo.

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...