martes, 22 de marzo de 2011

La "Cultura" de la subvención

Ya puse negro sobre blanco que NO era partidario del traspaso al Ministerio de Cultura de las magras competencias taurinas estatales, fundamentalmente porque el objetivo que persiguen los taurinos con ello es pegar bocado al sustancioso pastel de las subvenciones, cuyo resultado no será otro que la pérdida irreparable de espectadores, si hacemos un símil con la situación del cine español, que ha vuelto a perder en 2010 varios millones de videntes. Les importa un bledo el Ministerio de Cultura; lo que les pone verdaderamente es la "Cultura" de la subvención.

Y me parece oportuno sacar a colación dos ejemplos puntuales, de los que casualmente he tenido hoy noticia.


El primero, es de una subvención concedida hace ya dos años al G-7 de los cocineros vascos (Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Pedro Subijana, Karlos Argiñano, Andoni Luís Adúriz, Hilario Arbelaitz y Eneko Atxa), que bajo la "marca" Basque Culinary Center han pochado 7 millones de euros, esta vez de los presupuestos del Ministerio de Ciencia e Innovación, que ya se ve que en todos los pucheros ministeriales cuecen habas.


El segundo es una subvención que se ha publicado hoy mismo, de 3 millones de euros para pagarle los intereses de sus préstamos a la industria del cine español, ésta sí del anhelado Ministerio de Cultura.

Pues nada, tomen nota (si es que lo necesitan) el G-7 taurómaco, el invento que llaman la "Mesa del Toro" y demás parafernalia "antitaurina" de cómo ir sembrando el albero para que dé sus frutos (económicos, claro está).

No hay comentarios:

Toricos inofensivos de Adolfo Martín. Teruel, 8 de julio de 2017

Hace ahora un año, el aficionado tenía pensado ir a Teruel para ver una corrida de toros de Los Maños y, afortunadamente, circunstancias fa...